¿Qué es el acné papuloso? Todo lo que debes saber

¿De qué se trata este tipo de acné?

A nivel general, el acné es responsable de frustración e inseguridad en las personas. Se trata de uno de los problemas más comunes en todo el mundo, pues afecta a cerca del 75% de toda la población y puede presentarse en cualquier momento de la vida.

¿Por qué se llama acné papuloso?

Los médicos especialistas y dermatólogos diagnostican la presencia de acné papuloso cuando existen pequeñas pápulas o protuberancias de color rojo que pueden llegar a medir en un rango entre 0,5 y 1,5 centímetros de diámetro.

Entonces, ¿qué es una pápula? consiste en un comedón inflamado que se produce por la presencia del acné. Estas aparecen en la superficie de la piel con apariencia rojiza y en cuanto al tacto, es de textura áspera. Es posible que aparezca una sola o que empiece a propagarse.

En este sentido una pápula es una de las formas de acné cuya apariencia puede no ser ni un punto blanco ni uno negro, pues son protuberancias cerradas en sí mismas que tienen un color rojo con inflamación.  

te puede interesar:

Causas del acné papuloso

acne-papuloso1La principal causa por la que se producen, es por el rompimiento de una de las paredes foliculares de las células que permite una mayor vulnerabilidad al ingreso de las bacterias, esto contribuye a la inflamación de la zona.

En este orden, aparece la sobreproducción de sebo, que se trata de una sustancia de aceite que es formada por el organismo con el fin de lubricar la piel y el cabello. Cuando hay un exceso de las células muertas sobre la piel y sobre los conductos, los folículos pilosos se obstruyen, lo que favorece la formación del acné papuloso.

Algunos factores que influyen en la aparición del acné papuloso, son los siguientes:

  • Factores genéticos
  • Comportamiento hormonal
  • Uso de medicamentos
  • Presencia de bacterias
  • Diferentes texturas
  • Cabello siempre sobre la piel de la cara
  • Consumo excesivo de alimentos grasos
  • Uso de productos cosméticos grasosos y en exceso

En cuanto al tratamiento del acné papuloso, se encuentran una gran variedad de cremas de venta libre, así como geles, lociones tópicas, antibióticos y medicamentos que contribuyen a su reducción y posterior eliminación. Los casos severos requieren de otro tipo de tratamientos mucho más agresivos. Consulta con tu médico para detectar la gravedad de tu caso e iniciar un procedimiento para reducir y eliminar el acné papuloso.

Las mejores formas de tratar el acné severo

¿Cómo reducir y tratar esta clase de acné?

Este tipo de acné, que por su nombre permite dar a conocer la gravedad de este estado, es causado cuando los poros y los conductos de la piel se obstruyen, lo que permite la acumulación de bacterias y la secreción del pus, claras causas del acné. Este es el peor caso de acné, ya que se presenta no solo con la inflamación de la zona afectada, sino también con dolores y malestares.

Lo que se recomienda es iniciar un tratamiento para el acné severo, una vez se haya identificado el problema. Lo ideal es que nos dirijamos al médico especialista o el dermatólogo para que según su diagnóstico empecemos a tratar el problema, sin embargo, podemos ir realizando algunos tratamientos que te presentamos a continuación:

acne-severo1Jabón clarifex purificante: Se trata de un tipo de jabón ideal para la limpieza del rostro que contiene clorhexidina. No permite la resequedad de la piel y limpia la superficie del rostro impidiendo que otras bacterias puedan ingresar en las heridas. Reduce el brote. Impide la producción de grasa excesiva de la piel.

Plasma rico en plaquetas: Se encarga de reducir el tamaño de los poros, suaviza las cicatrices de anteriores granos y puede ser usado tanto en personas con acné severo en la adolescencia o en la adultez.

Patatas: Lo que vamos a hacer es tomar una patata pequeña y la vamos a pelar. Luego, vamos a empezar a sacar el zumo de la patata y la aplicaremos sobre toda la zona afectada del acné severo. Esto lo que hará será destapar los conductos de los poros, reducir el enrojecimiento y desinflamar la piel.

Recuerda que es importante ser constante con cada uno de los tratamientos para el acné severo, además de tener mucha paciencia para la obtención de resultados. No olvides hablar con tu médico y seguir al pie de la letra todas sus indicaciones.

te puede interesar:

Tratamientos para el acné quístico

Procedimientos con los que puedes combatirlo

Este tipo de acné también se conoce como acné noduloquístico y se caracteriza por ser una de las clases más agresivas y persistentes de este tipo de problemas. Principalmente se caracteriza por la formación de quistes en la superficie de la piel, los cuales, además, generan dolor.

Si bien los brotes son más frecuentes en la cara, lo cierto es que el acné quístico también aparece a menudo en zonas como la zona inferior de la cara y partes posteriores. Generalmente el acné quístico lo padecen los jóvenes y adolescentes.

En cuanto a los tratamientos para el acné quístico, te presentamos los siguientes:

Asistencia médica: Como mencionamos, se trata de un problema mucho más grave del acné, por lo que necesitaremos acudir a un médico especialista o dermatólogo que examine el estado del acné, sus condiciones y así, mediante su diagnóstico y las causas, podamos empezar a tratarlo según las instrucciones que el médico nos proporcione.

acne-quistico1Bicarbonato de sodio: Además de ser uno de los mejores tratamientos, previene su aparición y el aumento del problema. Con una pasta de este elemento en un poco de agua, la podremos aplicar en la zona del problema y la dejamos actuar por 15 minutos. Luego enjuaga con agua fría.

Píldoras anticonceptivas: El consumo de este tipo de píldoras, debido a su nivel hormonal, permite la prevención y la cura del acné quístico en las mujeres, por lo que resulta ser una gran salida.

Aceite de árbol de té: Aplicando este poderoso elemento sobre la zona del problema podremos notar cómo el aceite de árbol empieza a matar las bacterias que agraven el acné, además de notar una progresión sobre la desinflamación.

Es sumamente importante que, al tratarse de uno de los tipos de acné más severos, se inicie un tratamiento tan pronto como sea posible, pues su empeoramiento puede provocar fácilmente con infecciones y generando mayor gravedad de secuelas.

te puede interesar:

Tratamientos para el acné conglobata

¿Cómo tratar este tipo de casos?

El acné conglobata está clasificado como uno de los tipos de acné de mayor gravedad, incluso su presencia es capaz de desfigurar el rostro o la zona donde se presenta de quien lo padece. Se caracteriza por aparecer con grandes lesiones como nódulos que liberan prominentes erupciones. El tamaño de los quistes ocasiona cicatrices, pero es posible tratarlo si se detecta a tiempo.

Dada la gravedad de este problema, lo mejor que se puede hacer inicialmente, es acudir al dermatólogo para obtener un diagnóstico más preciso del caso, además de medidas de control y soluciones que permitan reducir la presencia del acné conglobata. Recuerda que por ser un tipo de acné grave, es necesario evitar automedicarse con elementos fuertes, ya que desconociendo el tipo y la gravedad de nuestro caso, incrementamos las posibilidades de empeorar el problema.

A continuación te presentamos algunos tratamientos para el acné conglobata:

acne-conglobataIsotretinoina: Se trata de un compuesto químico que es derivado de la vitamina A y funciona como uno de los mejores tratamientos para el acné conglobata, debido a que permite reducir considerablemente las arrugas. Se consume de modo oral mediante cápsulas. Además, acelera el proceso de recuperación de las heridas.

Antibióticos tópicos: Para el tratamiento, los médicos implementan medidas mucho más agresivas de acuerdo al nivel y la gravedad que tenga el acné conglobata. Por ello, algunos de este tipo de antibióticos son las geles, el peróxido de benzoilo, la clindamicina y eritromicina, entre otros que bien pueden ser en crema o en gel.

Píldoras de anticoncepción: Este tipo de píldoras también se suelen usar para el tratamiento de otros tipos de acné. Para el consumo, está enfocado en las mujeres, ya que dado su nivel hormonal, es capaz de mejorar el cuadro pues contiene estrógenos que ejercen control sobre las hormonas y la secreción del sebo.

En otros casos, dada la severidad del caso, la cirugía puede hacerse necesaria con el fin de eliminar nódulos prominentes en la piel. Recuerda consultar con tu médico en el menor tiempo posible para iniciar con un tratamiento.

te puede interesar:

Tratamientos para el acné vulgar

Procedimiento y soluciones de control

El avance de la ciencia y la tecnología ha permitido desarrollar mejores y más eficientes tratamientos para el acné vulgar que permiten obtener resultados realmente satisfactorios incluso en personas que tienen casos de mayor severidad. Sin embargo, todo depende no sólo del estado del acné, sino de las medidas, el organismo de la persona y el cuidado personal.

Estos son algunos de los tratamientos para este tipo de acné:

Ácido salicílico: Este tipo de producto se encarga de secar las manchas producidas por el acné vulgar y permite que la zona superior de la piel se abra, lo que provoca la salida de las bacterias y el pus que haya dentro.

Peróxido de benzoilo: Este tipo de elementos tienen una labor similar al ácido salicílico y podemos encontrarlo en diferentes cremas hidratantes, limpiadoras, protectores solares, etc.

Aceite de árbol: Este increíble elemento es posible encontrarlo en cremas, aceites, geles y demás. El aceite de árbol contribuye al fortalecimiento de la piel y la limpieza de los poros, ya que elimina el mugre, el maquillaje y demás fuentes de bacterias almacenadas.

el-acne-vulgar1Papaya: Esta importante fruta es uno de los alimentos con propiedades sumamente beneficiosas para el tratamiento del acné vulgar, pues es capaz de eliminar las células muertas que obstruyen el poro. Puedes poner la papaya triturada por 20 minutos y luego enjuagar la cara con agua tibia.

Té verde: Son muchos los beneficios del té verde para el cuerpo en general. En el tratamiento del acné, tiene poderes antioxidantes que además, permiten reducir la producción del sebo, desinflamar la zona y limpiarla. Puedes tomar la bolsita y dejarla reposar sobre las áreas más afectadas,

No olvides que en algunos casos los resultados pueden demorarse en aparecer, por lo que conviene tener paciencia y ser constante con los tratamientos. Recuerda consultar con tu doctor para que te proporcione los tratamientos más recomendados para tu caso.

te puede interesar:

Tratamiento para el tipo de acné pustuloso

Soluciones a tu alcance para curar

El acné pustuloso o también llamado acné de segundo grado, es uno de los tipos de acné más severos que podría presentarse, pero no es el más grave siempre y cuando se inicie un tratamiento sobre el problema. Generalmente el acné pustuloso es de color rojo y además, puede estar lleno de pus que bien puede estar abierto o cerrado.

En este estado, es posible empezar a tratar el acné desde casa con las siguientes medidas que, tienes a tu alcance:

Peróxido de benzoilo: Este tipo de elementos los puedes encontrar en lociones y puedes aplicarlo con ayuda de un algodón una o dos veces al día sobre la piel, pues permite la eliminación de bacterias.

acne-pustulosoConsumo de zanahoria: Este es un alimento rico en vitamina A que funciona como un protector directo de la piel y previene el ingreso de bacterias que puedan ocasionar el acné o empeorar su estado. Adicional a ello, permiten la recuperación de las zonas afectadas porque estimula los tejidos. También contribuye a la liberación de toxinas.

Zinc: Este tipo de sustancia funciona como un agente antibacteriano que se acciona en las glándulas sebáceas. Por ello, cuando una persona tiene una alimentación baja en zinc, es más propenso a tener erupciones cutáneas ocasionadas por el acné.

Antibióticos: La isotretinoína es uno de los fármacos que más se suelen usar en este tipo de problemas, pues un elemento fuerte que ejerce en estados de mayor complejidad del acné como el acné pustuloso. Si estás en estado de embarazo, no es recomendable que suministres este fármaco.

Fototerapia: Se trata de un procedimiento que se realiza con láser y es capaz de llegar a las capas más profundas de la piel para tratar el acné pustuloso en estados graves. Lo que hace es dañar las glándulas sebáceas sin que la superficie de la piel se vea afectada. El fin es reducir la producción de sebo.

Recuerda que el tiempo para la obtención de resultados después de usar cualquiera de los tratamientos para el acné pustuloso, depende de las condiciones del estado del acné de cada persona, además de las medidas y los cuidados.

te puede interesar:

Métodos caseros para combatir el acné vulgar

Métodos caseros para tratar el acné vulgar

El acné vulgar, también conocido como acné del adolescente, es uno de los problemas más comunes que se presenta en la piel. Suele aparecer con mayor frecuencia en edades entre los 14 y los 16 años, mayormente en los hombres.

Si algo hay que rescatar, es que este tipo de acné permite mantener un control sobre su comportamiento, sin embargo, que desaparezca o no, depende de la severidad que presente, la forma en la que se trate y el diagnóstico que ofrezca el médico.

A continuación te presentamos algunas medidas que puedes realizar en casa para ejercer un tratamiento para el acné vulgar:

Procura mantener la piel limpia

acne-vulgarDebido a las lesiones que el acné vulgar ocasiona, es sumamente necesario que la piel siempre se mantenga limpia. Para ello, lo que se recomienda es el uso de agua preferiblemente tibia y un jabón neutro que puedes encontrar en la farmacia más cercana. Además, también está permitido el uso de geles a base de agua para fortalecer la limpieza e hidratar la piel.

La limpieza en la zona del problema evita que bacterias y mugre ingrese a la herida y la situación empeore, además de deshacernos del exceso de grasa que pueda haber.

Cuidado con los productos cosméticos

En el caso del maquillaje, es necesario optar por productos que no contribuyan con la obstrucción de los poros de la piel, de esta forma no empeoramos el problema. Si deseas disimular el brillo de tu piel, lo mejor será usar polvos traslúcidos que eliminan el brillo, además de matificantes en la zona T (frente, nariz y barbilla). Así mismo, cada noche antes de dormir, debes quitar el maquillaje de tu piel para que los poros puedan respirar y eliminar toxinas.

En cuanto a otros productos, debes fijarte que estén hechos a base de agua y no de aceite, además de eliminar aquellos que tengan alcohol, ya que podrían empeorar las áreas donde exista sequedad.

No manipules los granitos

Pasar las manos sucias, además de intentar explotar las erupciones de la piel que bien fueron causadas por el acné, solo contribuye al empeoramiento del acné vulgar y ocasionar la presencia de cicatrices duraderas en el área afectada.

Recuerda mantener tus manos limpias cada vez que vayas a asearte la piel, de esta manera evitas que ingresen bacterias y mugre a las heridas que sólo agravan la situación y el estado del acné.

Visita a un dermatólogo

No todos los tipos de acné y los niveles de severidad del acné vulgar se desarrollan de la misma manera, por ello lo más conveniente es visitar a un dermatólogo o especialista que revise el estado del acné que tenemos y nos proporcione las soluciones de acuerdo a nuestras características. Posiblemente nos suministre medicamentos como el ácido salicílico, algunos antibióticos, etc. Dependiendo de la gravedad del caso puede variar el medicamento y los demás procedimientos que haya que realizar.

La automedicación en casos de acné vulgar grave, está prohibido. Por ello es necesario consultar con un especialista para que, de acuerdo a nuestro problema, nos dé soluciones más precisas y que no afecten aún más el acné.

te puede interesar:

¿Cómo influye la alimentación en la aparición del acné?

Alimentación y acné: La verdad sobre esta relación

Durante mucho tiempo se ha dicho que el acné y los alimentos que comemos o la dieta que llevamos, tienen una estrecha relación y que la ausencia de ciertos alimentos es un factor clave en la aparición del acné. Sin embargo, esto no es del todo cierto y de hecho, sugiere un factor secundario de la forma en la que comemos.

Son muchas las personas que tienen acné en todo el mundo e incluso pueden presentarlo en diferentes etapas de su vida por diversas causas. Esta enfermedad crónica en la piel es capaz de afectar la calidad de vida de la persona que la padece, ocasionando depresión, ansiedad, aislamiento social, bajas en la autoestima, entre otras consecuencias.

La relación entre la alimentación y el acné

alimentacionHace muchos años se consideraba una relación entre alimentos ricos en grasa y azúcar, incluso el chocolate, por lo que eran responsables de la aparición y la propagación del acné. No obstante, con el paso del tiempo esta teoría fue refutada y concluido que no tenía tal poder, pero que podría estimular la presencia de la enfermedad.

No se ha demostrado científicamente que los alimentos y la grasa en algunos de ellos hay, logren quedarse y acumularse en las glándulas sebáceas, sin embargo, lo que sí es cierto es que una alimentación inadecuada podría influir en la aparición del acné, así como aumentar la frecuencia de granos presentes y su apariencia.

¿Qué hay que hacer con respecto a la alimentación?

Lo ideal es que llevemos una alimentación equilibrada, eso sí, sin comer en exceso alimentos ricos en grasa, los procesados y los refinados. Debemos incluir alimentos como las verduras y las frutas a diario, además de aquellos que tengan los siguientes nutrientes:

  • Propiedades antioxidantes
  • Vitaminas C
  • Vitaminas E
  • Vitaminas A y B
  • Entre muchas otras

Estas beneficiosas propiedades permiten no sólo la mejora de la apariencia y la estructura de la piel, sino que contribuyen al buen funcionamiento de nuestro organismo a nivel general.

El consumo de agua, beneficioso para el acné

La ingesta de bebidas y líquidos, especialmente de agua, juega un papel determinante en la aparición del acné. Nuestro organismo está hecho un 70% de agua, por lo que su consumo contribuye a la hidratación del cuerpo, lo que mejora la apariencia no sólo de la piel, sino del cabello, las uñas y demás.

Es importante destacar que el consumo de bebidas alcohólicas y el tabaco, además de las drogas ilícitas y el insomnio o no dormir las horas suficientes, pueden fortalecer la presencia del acné y empeorar su estado si ya se encuentra presente.

te puede interesar:

¿Quiénes son más propensos a padecer acné?

¿Porqué algunas personas tienen acné?

Existen muchos factores que o bien estimulan o evitan la aparición del acné, entre ellos encontramos los elementos genéticos, el comportamiento hormonal y la alimentación. Sin embargo, no todas las personas padecen de esta enfermedad crónica, pues tiende a presentarse mayormente en los adolescentes y los jóvenes. ¿Por qué? pues bien, en este artículo te mostraremos a qué se debe y por qué se presenta en personas de otras edades.

Aunque sean las personas jóvenes, generalmente, más propensos a presentarlo,esto no es una afección que se presente sólo en ellos. Por esto, a continuación te presentamos características clave de las personas que son más propensas a padecer de acné, por ello, tendrán con más posibilidades las siguientes personas que:

Están en la adolescencia o juventud

En un rango de edad que oscila entre los 13 y 25 años de edad, los adolescentes y jóvenes experimentan numerosos cambios y alteraciones en sus hormonas, lo que favorece la producción del acné en diferentes zonas de su cuerpo.

En la etapa de la pubertad, fase natural por la que pasan los adolescentes, se presenta una producción hormonal de grandes proporciones que se encarga de la formación y funcionamiento de los objetivos de los órganos reproductivos, el desarrollo de los mismos, el crecimiento del vello, el cambio de la voz, en la estatura, etc. A causa de esto, principalmente, se produce la presencia de acné.

Están en embarazo

Las mujeres son otro grupo propenso a la aparición de acné, ya que en su cuerpo se realiza una transformación y descarga hormonal que no sólo las produce, sino que las altera y las modifica. Recordemos que el acné es mayormente formado por cambios en el comportamiento hormonal.

Usan productos cosméticos

padecer-acneEl crecimiento y la variedad de productos de cosmética presentes en el mercado, son capaces de estimular la producción de acné en las personas que los usan. Esto se debe a la reacción que tiene la piel frente al producto y los elementos con los que son fabricados, pues provocan la obstrucción de los poros.

En el caso de las mujeres, por ser generalmente quienes se aplican una mayor cantidad de cosméticos como el maquillaje, lociones y cremas, una sobre otra, la afección toma un canal directo, pues la obstrucción de los poros es mayor, lo que genera la aparición de puntos negros por el recogimiento de mugre y granos. Además, existen ciertos productos de consistencia grasosa que contribuyen a la respiración de los poros y la eliminación de toxinas.

te puede interesar:

Tienen antecedentes genéticos

Para ninguno es un secreto que solemos pensar que lo que le pasó a nuestros padres o abuelos, posiblemente nos pase a nosotros y aunque, esto no ocurra siempre, es un factor que influye.

Si nuestros padres, hermanos mayores, tíos o abuelos padecieron de acné en su juventud o la padecen aún, las probabilidades de que nosotros la tengamos, incrementan considerablemente.

No llevan una alimentación adecuada

A nivel general, cuando una persona no tiene una buena dieta alimenticia en sus hábitos, no favorece el desarrollo de su cuerpo y lo convierte en un organismo más propenso al padecimiento de infecciones y enfermedades.

Llevar una alimentación rica en alimentos con altos niveles de grasa negativa, la ausencia de líquidos especialmente y el no consumo de frutas y verduras, es un factor clave que influye en la aparición del acné.

Tienen falencias en la higiene

Dado que el acné favorece su gravedad con la presencia de células muertas y mugre, las personas que tengan falta de higiene, tienen mayores probabilidades de presentarlo. Esto se puede presentar cuando las manos sucias se pasan por el rostro, no hay un lavado de mínimo dos veces de la cara, no se hacen exfoliaciones para limpiar los poros de la grasa y las bacterias, préstamos de usos cosméticos, entre otras situaciones.

Como vemos, no es una afectación en la que se involucren sólo los jóvenes, sino que todos podríamos padecerlo. Ten en cuenta estos factores para evitar su aparición en tu piel.

¿Qué es el acné? Lo que debes saber sobre esta enfermedad

Definición del acné, enfermedad crónica

Independientemente de su frecuencia en la vida común, el acné es una enfermedad crónica de inflamación sobre la piel,  que recibe el nombre alterno de acné común o acné vulgar. El acné tiene contacto con varios elementos de la piel como lo son el folículo piloso y las glándulas sebáceas. El acné se caracteriza principalmente por la formación sobre la superficie de la piel de pápulas, pústulas, comedones, cicatrices y nódulos que, se ubican generalmente en áreas como la cara, la espalda, el cuello y el pecho.

Causas de la aparición de acné

Aunque a ciencia cierta se desconoce la causa precisa de la aparición del acné, los profesionales enfatizan en algunos factores que podrían inducir e influir en su producción como los siguientes:

  • Demasiada presencia de maquillaje que produce la obstrucción de los poros
  • Uso de cosméticos con alcohol y grasoso
  • Consumo de determinados medicamentos
  • Incremento de la producción hormonal
  • Alteración de las hormonas
  • Consumo o abandono de píldoras de anticoncepción
  • La gestación y los cambios hormonales
  • Factores hereditarios

¿Cómo se forma y desarrolla el acné?

enfermedadEn la piel se encuentran los folículos capilares, también conocidos generalmente como poros. Estos contienen glándulas sebáceas que se encargan de la producción de sebo. El sebo es una grasa que permite la lubricación no solo de la piel, sino también del pelo. La producción de sebo lleva una frecuencia natural la mayor parte del tiempo, sin embargo, en un momento dado la producción y alteración hormonal, especialmente en la adolescencia, empieza a estimular las glándulas sebáceas para que la producción aumente.

Cuando hay una producción excesiva de sebo, además de la presencia de células dérmicas muertas, los folículos capilares se obstruyen. Es aquí donde las bacterias se quedan atrapadas dentro de los poros e inicia una reproducción de éstas, lo que provoca la hinchazón de la piel, su enrojecimiento y la formación del acné.

te puede interesar:

Clasificación del acné

Aunque ocurra bajo el mismo patrón, no todos se desarrollan ni tienen la misma estructura perceptiva del mismo modo, por ello el acné se clasifica en los siguientes tipos:

  • Puntos negros: Se ubican en la superficie de la piel y su color en la punta es de color negro. El color se debe a la presencia de mugre en el interior del barro.
  • Puntos blancos: La obstrucción yace en el interior, bajo la superficie de la piel y es posible observar el exceso de sebo.
  • Quistes: Son espinillas de mayor profundidad que, generalmente, son dolorosos cuando se les toca o se les oprime (lo que no deberías hacer). Los quistes están llenos de pus y son capaces de dejar cicatrices.
  • Pápulas: Son inflamaciones de color rosado por la presencia de sangre y que, además, son dolorosos al tacto.
  • Nódulos: Se encuentran bajo la superficie de la piel y su tamaño es grande en comparación con otros tipos de acné. Son sólidos y dolorosos.
  • Pústulas: También se encuentran bajo la superficie de la piel y son de color rojo. Se distinguen porque el pus está en la zona superior.

Aunque el acné puede llegar a traer consecuencias graves si no recibe tratamiento, en ocasiones es posible no sólo reducir la posibilidad de padecerlo y eliminarlo, sino de prevenirlo.