Acné pustuloso – Definición y recomendaciones

Tipo de acné – Acné pustuloso

El acné pustuloso es una protuberancia cuyo tamaño varía y contiene en su interior líquido purulento que se asoma en la superficie, mientras que en su base toma un color rojizo. La aparición del acné pustuloso es atribuido a diferentes causas como: la infección por bacteria, la evolución de una bulla o vesícula, cambios hormonales, acné vulgar, foliculitis, candidiasis, queratosis papilar, orzuelo, furúnculo, varicela, diferentes tipos de dermatitis,  entre muchas otras.  Asimismo los síntomas también son bastantes y pueden presentarse en forma de: erupción, lesión en la piel, dermatitis, nódulos, y síntomas como: fiebre, náuseas, náuseas, vómito, dolor en las áreas de las pústulas y su tamaño es proporcional al dolor.

Las pústulas de menor tamaño pueden desaparecer de forma natural si se evita manipularlas. Aunque si el caso radica en un aumento de la forma, podemos recurrir a varias alternativas para tratar el acné pustuloso.

te puede interesar:

Recomendaciones:

  • pustulosoTenemos que abstenernos de usar productos exfoliantes y cosméticos, pues estas sustancias podrían generar irritaciones en la piel y de esta manera llevarnos a un empeoramiento de la lesión.
  • Para la limpieza de nuestra cara, podemos lavarnos con agua limpia y un limpiador suave, evitando el uso de productos bruscos, pues la piel está en un estado de sensibilidad.
  • Entre los productos que podemos utilizar están los que son a base de agua solamente, exponernos lo menos que podamos al sol y aplicar un protector solar que no obstruya los poros.
  • Hay que evitar el contacto de la piel lesionada con otras partes del cuerpo, como pasarnos las manos por el rostro, pues esto aumenta los riesgos de una infección, así como también encargarnos de la limpieza de las prendas que estén cerca.
  • Por último y no menos importante, es acudir a un especialista él determinará la gravedad del estado en el que se encuentra la pústula.
  • Podemos hacer uso de medicamentos de venta libre en los que podemos encontrar jabones, cremas o lociones que actúan especialmente contra el acné, siempre y cuando su tamaño sea pequeño, y se sitúen en áreas de la espalda, cuello, brazos, hombros y rostro, pues es aquí donde, al ser evidente, podemos determinar la gravedad del estado.
  • No debes usar medicamentos que contengan azufre si eres alérgico, y optar por medicamentos tópicos que incluyen peróxido y ácido salicílico o ácido láctico. Su función es reducir que el sebo se produzca, pues seca el aceite de la piel y elimina las células muertas y las bacterias.
  • Tienes que evitar a toda costa el uso de productos con base en aceites como la vaselina y las lociones en las zonas que han sido afectadas, ya que estos elementos solo empeorarían la lesión pues obstruyen los poros y contribuye a la formación y propagación de las pústulas.
  • Cuando la causa de la pústula es una infección bacteriana, el uso de medicamentos resulta altamente efectivo para su tratamiento.
Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Pingback: Rosácea o Acné Rosácea - ¿Qué es y cómo tratarlo?

  2. Pingback: Acné Vulgar - ¿Qués es y como tratarlo?, Recomendaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *