Acné Quístico – ¿Qué es?, síntomas y recomendaciones

El acné Quístico, acné nodular

El acné quístico es asociado directamente al acné nodular, ya que trabajan juntos. Los nódulos y quistes se encuentran en los tipos de acné que se han clasificado como primarios, siendo inflamaciones más graves, palpables y elevadas, que se localizan en la epidermis, dermis o hipodermis generando relieve sobre la piel y su tamaño es variable alcanzando hasta 1cm de grosor.  El acné quístico se produce cuando hay una excesiva producción de sebo y ésta se mezcla con las células muertas cercanas, lo que ocasiona la obstrucción del poro. En su interior se visualiza sangre estancada y pus, afecta mayormente a un gran número de adolescentes hombres, y se asocia a la menstruación en los casos de mujeres.  La diferencia radica en que los nódulos adquieren un estado sólido, mientras que los quistes un estado líquido. Resultan dolorosos ante la palpación y requieren la presencia del médico cuando son casos severos.

Los nódulos y quistes son similares, sin embargo pueden existir de manera independiente. Los quistes se encuentran en un nivel de gravedad más alto que los nódulos puesto que la mayoría de las veces dejan cicatrices. Una de las mayores causas está asociada a la genética, pues si el padre o madre padeció o padece de esta enfermedad es muy probable que el hijo la sufra.

te puede interesar:

Recomendaciones

El acné quístico es uno de los tipos más dolorosos de acné y al ser producidos en una zona profunda nos reduce las posibilidades de tratamiento caseras, pues al tener tanta complejidad debe ser diagnosticado por un especialista que lo examine e identifique su estado, y de esta manera evitar la propagación y profundización de la infección y minimizar las cicatrices. Sin embargo podemos tomar algunas recomendaciones y remedios para tratar los nódulos y quistes:

  • acne-quisticoPuedes diluir té de aceite de árbol y aplicarlo sobre las lesiones. Este té mata las bacterias que causan inflamación.
  • El vinagre de manzana es otra opción, puedes diluirlo con agua según el estado y aplicarlo a toques sobre la zona afectada.
  • Necesitas eliminar las toxinas de tu cuerpo, por lo que debes tomar de 10 a 12 vasos de agua y acompañarlo con ejercicio, además esto te traerá muchos beneficios adicionales.
  • Para la reducción del tamaño de los nódulos puedes ponerte una mascarilla de té verde o miel que son naturales y nada agresivas para la piel.
  • En algunos casos los dermatólogos inyectan los granos con cortisona cuya función es reducir la hinchazón o el colágeno que llena las áreas de las cicatrices. También recurren a procedimientos como dermoabrasión y la microdermoabrasión que se encargan de resurgir la piel.
  • Evita a toda costa rayar o rascar el nódulo por mucha piquiña que provoca, esto empeoraría la lesión y generaría una cicatriz permanente.
  • Si tu estado es grave, el doctor hará uso de rayos láser que quitarían la capa superior de la piel, dándole paso a la formación de una nueva capa de piel.
  • Si la situación es persistente y se agrava, también podrían suministrarte un medicamento llamado isotretinoína que es altamente efectivo y derivado de la vitamina A. Disminuye el tamaño de las glándulas aceitosas de la piel y reduce su producción de aceite, además contiene propiedades anti-inflamatorias. Como cualquier medicamento, no está exento de provocar efectos secundarios.
Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *