Métodos caseros para combatir el acné vulgar

Métodos caseros para tratar el acné vulgar

El acné vulgar, también conocido como acné del adolescente, es uno de los problemas más comunes que se presenta en la piel. Suele aparecer con mayor frecuencia en edades entre los 14 y los 16 años, mayormente en los hombres.

Si algo hay que rescatar, es que este tipo de acné permite mantener un control sobre su comportamiento, sin embargo, que desaparezca o no, depende de la severidad que presente, la forma en la que se trate y el diagnóstico que ofrezca el médico.

A continuación te presentamos algunas medidas que puedes realizar en casa para ejercer un tratamiento para el acné vulgar:

Procura mantener la piel limpia

acne-vulgarDebido a las lesiones que el acné vulgar ocasiona, es sumamente necesario que la piel siempre se mantenga limpia. Para ello, lo que se recomienda es el uso de agua preferiblemente tibia y un jabón neutro que puedes encontrar en la farmacia más cercana. Además, también está permitido el uso de geles a base de agua para fortalecer la limpieza e hidratar la piel.

La limpieza en la zona del problema evita que bacterias y mugre ingrese a la herida y la situación empeore, además de deshacernos del exceso de grasa que pueda haber.

Cuidado con los productos cosméticos

En el caso del maquillaje, es necesario optar por productos que no contribuyan con la obstrucción de los poros de la piel, de esta forma no empeoramos el problema. Si deseas disimular el brillo de tu piel, lo mejor será usar polvos traslúcidos que eliminan el brillo, además de matificantes en la zona T (frente, nariz y barbilla). Así mismo, cada noche antes de dormir, debes quitar el maquillaje de tu piel para que los poros puedan respirar y eliminar toxinas.

En cuanto a otros productos, debes fijarte que estén hechos a base de agua y no de aceite, además de eliminar aquellos que tengan alcohol, ya que podrían empeorar las áreas donde exista sequedad.

No manipules los granitos

Pasar las manos sucias, además de intentar explotar las erupciones de la piel que bien fueron causadas por el acné, solo contribuye al empeoramiento del acné vulgar y ocasionar la presencia de cicatrices duraderas en el área afectada.

Recuerda mantener tus manos limpias cada vez que vayas a asearte la piel, de esta manera evitas que ingresen bacterias y mugre a las heridas que sólo agravan la situación y el estado del acné.

Visita a un dermatólogo

No todos los tipos de acné y los niveles de severidad del acné vulgar se desarrollan de la misma manera, por ello lo más conveniente es visitar a un dermatólogo o especialista que revise el estado del acné que tenemos y nos proporcione las soluciones de acuerdo a nuestras características. Posiblemente nos suministre medicamentos como el ácido salicílico, algunos antibióticos, etc. Dependiendo de la gravedad del caso puede variar el medicamento y los demás procedimientos que haya que realizar.

La automedicación en casos de acné vulgar grave, está prohibido. Por ello es necesario consultar con un especialista para que, de acuerdo a nuestro problema, nos dé soluciones más precisas y que no afecten aún más el acné.

te puede interesar:

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *