Acné Quístico – ¿Qué es?, síntomas y recomendaciones

El acné Quístico, acné nodular

El acné quístico es asociado directamente al acné nodular, ya que trabajan juntos. Los nódulos y quistes se encuentran en los tipos de acné que se han clasificado como primarios, siendo inflamaciones más graves, palpables y elevadas, que se localizan en la epidermis, dermis o hipodermis generando relieve sobre la piel y su tamaño es variable alcanzando hasta 1cm de grosor.  El acné quístico se produce cuando hay una excesiva producción de sebo y ésta se mezcla con las células muertas cercanas, lo que ocasiona la obstrucción del poro. En su interior se visualiza sangre estancada y pus, afecta mayormente a un gran número de adolescentes hombres, y se asocia a la menstruación en los casos de mujeres.  La diferencia radica en que los nódulos adquieren un estado sólido, mientras que los quistes un estado líquido. Resultan dolorosos ante la palpación y requieren la presencia del médico cuando son casos severos.

Los nódulos y quistes son similares, sin embargo pueden existir de manera independiente. Los quistes se encuentran en un nivel de gravedad más alto que los nódulos puesto que la mayoría de las veces dejan cicatrices. Una de las mayores causas está asociada a la genética, pues si el padre o madre padeció o padece de esta enfermedad es muy probable que el hijo la sufra.

te puede interesar:

Recomendaciones

El acné quístico es uno de los tipos más dolorosos de acné y al ser producidos en una zona profunda nos reduce las posibilidades de tratamiento caseras, pues al tener tanta complejidad debe ser diagnosticado por un especialista que lo examine e identifique su estado, y de esta manera evitar la propagación y profundización de la infección y minimizar las cicatrices. Sin embargo podemos tomar algunas recomendaciones y remedios para tratar los nódulos y quistes:

  • acne-quisticoPuedes diluir té de aceite de árbol y aplicarlo sobre las lesiones. Este té mata las bacterias que causan inflamación.
  • El vinagre de manzana es otra opción, puedes diluirlo con agua según el estado y aplicarlo a toques sobre la zona afectada.
  • Necesitas eliminar las toxinas de tu cuerpo, por lo que debes tomar de 10 a 12 vasos de agua y acompañarlo con ejercicio, además esto te traerá muchos beneficios adicionales.
  • Para la reducción del tamaño de los nódulos puedes ponerte una mascarilla de té verde o miel que son naturales y nada agresivas para la piel.
  • En algunos casos los dermatólogos inyectan los granos con cortisona cuya función es reducir la hinchazón o el colágeno que llena las áreas de las cicatrices. También recurren a procedimientos como dermoabrasión y la microdermoabrasión que se encargan de resurgir la piel.
  • Evita a toda costa rayar o rascar el nódulo por mucha piquiña que provoca, esto empeoraría la lesión y generaría una cicatriz permanente.
  • Si tu estado es grave, el doctor hará uso de rayos láser que quitarían la capa superior de la piel, dándole paso a la formación de una nueva capa de piel.
  • Si la situación es persistente y se agrava, también podrían suministrarte un medicamento llamado isotretinoína que es altamente efectivo y derivado de la vitamina A. Disminuye el tamaño de las glándulas aceitosas de la piel y reduce su producción de aceite, además contiene propiedades anti-inflamatorias. Como cualquier medicamento, no está exento de provocar efectos secundarios.

Acné pustuloso – Definición y recomendaciones

Tipo de acné – Acné pustuloso

El acné pustuloso es una protuberancia cuyo tamaño varía y contiene en su interior líquido purulento que se asoma en la superficie, mientras que en su base toma un color rojizo. La aparición del acné pustuloso es atribuido a diferentes causas como: la infección por bacteria, la evolución de una bulla o vesícula, cambios hormonales, acné vulgar, foliculitis, candidiasis, queratosis papilar, orzuelo, furúnculo, varicela, diferentes tipos de dermatitis,  entre muchas otras.  Asimismo los síntomas también son bastantes y pueden presentarse en forma de: erupción, lesión en la piel, dermatitis, nódulos, y síntomas como: fiebre, náuseas, náuseas, vómito, dolor en las áreas de las pústulas y su tamaño es proporcional al dolor.

Las pústulas de menor tamaño pueden desaparecer de forma natural si se evita manipularlas. Aunque si el caso radica en un aumento de la forma, podemos recurrir a varias alternativas para tratar el acné pustuloso.

te puede interesar:

Recomendaciones:

  • pustulosoTenemos que abstenernos de usar productos exfoliantes y cosméticos, pues estas sustancias podrían generar irritaciones en la piel y de esta manera llevarnos a un empeoramiento de la lesión.
  • Para la limpieza de nuestra cara, podemos lavarnos con agua limpia y un limpiador suave, evitando el uso de productos bruscos, pues la piel está en un estado de sensibilidad.
  • Entre los productos que podemos utilizar están los que son a base de agua solamente, exponernos lo menos que podamos al sol y aplicar un protector solar que no obstruya los poros.
  • Hay que evitar el contacto de la piel lesionada con otras partes del cuerpo, como pasarnos las manos por el rostro, pues esto aumenta los riesgos de una infección, así como también encargarnos de la limpieza de las prendas que estén cerca.
  • Por último y no menos importante, es acudir a un especialista él determinará la gravedad del estado en el que se encuentra la pústula.
  • Podemos hacer uso de medicamentos de venta libre en los que podemos encontrar jabones, cremas o lociones que actúan especialmente contra el acné, siempre y cuando su tamaño sea pequeño, y se sitúen en áreas de la espalda, cuello, brazos, hombros y rostro, pues es aquí donde, al ser evidente, podemos determinar la gravedad del estado.
  • No debes usar medicamentos que contengan azufre si eres alérgico, y optar por medicamentos tópicos que incluyen peróxido y ácido salicílico o ácido láctico. Su función es reducir que el sebo se produzca, pues seca el aceite de la piel y elimina las células muertas y las bacterias.
  • Tienes que evitar a toda costa el uso de productos con base en aceites como la vaselina y las lociones en las zonas que han sido afectadas, ya que estos elementos solo empeorarían la lesión pues obstruyen los poros y contribuye a la formación y propagación de las pústulas.
  • Cuando la causa de la pústula es una infección bacteriana, el uso de medicamentos resulta altamente efectivo para su tratamiento.

Tratamientos para el acné – Métodos para acabar con el acné

Métodos para tratar el acné

Además de los remedios y mascarillas que han sido usadas para tratar el acné y todos sus tipos por mucho tiempo, en la actualidad se han hecho grandes avances para mejorar la calidad de los tratamientos usados para combatir el acné.

Aquí, te explicaré cuáles son los existentes y cómo funcionan:

Tratamiento con antibiótico

Los antibióticos son tratamientos para el acné recetados por el doctor cuando el estado del acné se presenta de forma persistente, evidenciando un alto grado de infección y resistencia, o cuando se nota profunda. Es importante conocer los efectos secundarios a los que podría enfrentarse y estar informado para evitar confusiones durante el proceso.

Funcionamiento: Se administran por vía general y actúan para impedir la proliferación de las células responsables de la afección. Después de determinado tiempo, el médico determina si es necesario o no suspenderlo.

metodos acneIsotretinoína oral: No debe ser ingerida por pacientes en estado de embarazo, pues hay un alto riesgo de tener complicaciones que afectarían seriamente al feto.

Tetraciclina: Es uno de los más populares pues está dirigido al tratamiento de del acné cuando hay espinillas y condiciones inflamatorias presentes en la piel. Se debe consumir entre comidas con el estómago vacío. Debe reducir gradualmente la dosis cuando note mejoría.

Minociclina: Es un anti-inflamatorio derivado de la tetraciclina. Contribuye a la limpieza de manera seria de acné y al control de la proliferación. Entre los casos se encuentra un 60% de reducción de los brotes. Reduce el enrojecimiento y las cicatrices.

Doxicilina: Es formulada cuando el estado es severo. Al igual que cualquier medicamento, debe seguir las recomendaciones del médico al pie de la letra. Actúa atacando al agente responsable de la infección y disminuyendo la fuerza de los síntomas gradualmente como la fiebre y el dolor.

Eritromicina: Es un anti-inflamatorio, y al igual que la doxicilina, es uno de los más fuertes antibióticos que actúan de manera agresiva ante las bacterias. Puede ser ingerida con o sin alimentos en el estómago, pero, debe tomar constantemente agua para reducir la aparición y efecto de los efectos secundarios.  Impide que las bacterias se unan para una posterior reproducción. El tiempo de duración con este tratamiento puede ser de 7 a 14 días y puede ser ingerido entre comidas o después de ellas. Atiende ante varios tipos de acné como la rosácea, las espinillas, entre otras.

te puede interesar:

Uso de retinoides tópicos

Son tratamientos para el acné hechos de compuestos naturales cuya presentación puede ser en crema o gel y están relacionados químicamente con la vitamina A. Son eficaces como tratamiento para el acné, gracias a la potencia contra factores responsables de la infección. Estimula la formación de colágeno y al tiempo lo fortalece, contribuye a la correcta vascularización y disminuye la inflamación en casos de acné severo. Entre los tipos de retinoides, están:

Retinol o Vitamina A: Es el menos potente ya que está dentro de los ingredientes de uso cosmético. Sin embargo esto depende de la   concentración.

Ácido retinoico o Tretinoina: Actúa destapando los poros y controlando la proliferación de acné. No se debe usar más de una vez al día. Atiende estrictamente las recomendaciones del médico.

Adapaleno: Es uno de los productos menos agresivos y no provoca irritación. Actúa contra las espinillas situadas debajo de la piel, sacándolas hacia la superficie. Durante el empleo, su normal que se enrojezca la piel y haya comezón.

Medicamentos para el acné

acabar-con-el-acne1Peróxido de Benzolio: Es una sustancia, cuya función radica en la exfoliación, contribuyendo a la limpieza de la piel, destapando los poros y de esta manera, reduciendo la cantidad de bacterias existentes. Se usa para combatir el acné vulgar de leve a moderado. Mientras se esté usando, puede presentarse comezón o ardor. Viene en diferentes presentaciones (crema, gel, jabón, etc.).

Ácido salicílico: Puede adquirirse sin receta y se usa en casos graves de acné. Y actúa como liberador del ducto de los poros eliminando la piel muerta. Puede encontrarse en gel o crema tópica, o incluido en otros productos como jabones y exfoliantes.

Ácido Glicólico: También puede conseguirse sin receta. Evita la obstrucción de los poros y elimina la piel muerta. Al igual que el ácido salicílico, puede venir en forma de gel o crema tópica, así como ingrediente en otros artículos.

Tratamiento con láser para el acné

Es un dispositivo pequeño que emana una luz y se presiona contra la piel. Actúa disminuyendo la producción de las glándulas sebáceas disminuyendo la proliferación del brote ocasionado. Puede ser utilizado en la zona del rostro, el pecho y la espalda.

El uso de láser es usado para casos severos de acné, donde hay grandes inflamaciones y protuberancias y que dejan como resultado cicatrices y manchas, afectando la vida emocional de la persona que lo sufre, provocándole vergüenza y depresión, entre otras emociones.

Como lo he mencionado, gracias al avance en las investigaciones y estudios que se han hecho para tratar el acné, hoy tenemos varias posibilidades para iniciar un tratamiento y deshacernos del acné que padecemos. Entre estas alternativas está este procedimiento. Como no todos los casos de acné lo requieren, el médico es quien determinará si es necesario o no para tu caso

Tipos de acné – Clasificación y características

El acné provocado por alteraciones hormonales

Generalmente las causas del acné se deben a alteraciones hormonales (embarazo, menstruación, pubertad, estrés, consumo de métodos anticonceptivos orales) que pueden llegar a afectar gravemente la salud de quien lo padece, o por otro lado leve o moderadamente según el tipo de acné y el manejo que se le dé. Sin embargo, existen otras situaciones que también originan esta enfermedad, como por ejemplo: el uso de algunos cosméticos y el uso de aceites, la sudoración excesiva, la exposición a distintos tipos de aceites, fármacos, rasgos familiares, y otros que veremos a detalle más adelante.

Para la eficacia del tratamiento es de vital importancia reconocer y especificar el tipo de acné que tiene el paciente, pues los síntomas y causas varían. De esta forma el proceso y la medicación actúan de manera acertada combatiéndolo de raíz y, alcanzando todos los puntos para limpiar las zonas afectadas que usualmente se hallan en el rostro, pecho y espalda.

te puede interesar:

tipos de acne

Teniendo esto en cuenta, a continuación conoceremos de forma más específica los tipos de acné que existen desde los más leves a los más graves y sus respectivas causas: 

  • Puntos blancos: Son protuberancias causadas por la acumulación de aceites o sebo en los poros que aparecen en la piel, y como están cubiertos por ésta, se tornan de color blanco.

Causas: Pueden aparecer en procesos de cambios hormonales, como la pubertad o el embarazo. También se producen cuando hay un exceso de exfoliación, la sequedad cuando es afeitada y no limpiar la cara con regularidad.

  • Puntos negros: Se crean cuando un folículo de la piel se tapa y se impulsa hacia la superficie cuando se produce sebo en exceso. Su color se debe a la exposición del aceite con el aire lo que causa una oxidación, y a veces también podría hacerlo ver color amarillo.

Causas: Las causas oscilan en la pubertad, la limpieza inadecuada, ya que las células muertas se acumulan en los poros, el uso cosmético de aceites o cremas hidratantes, la contaminación, la humedad y grasa en el entorno de trabajo.

  • Pápulas: Es una lesión cutánea que puede ubicarse en distintos lugares del cuerpo, y se evidencia con hinchazones menores de un centímetro de diámetro, cuya forma es similar a la de un cono y puede tornarse en color rosado o perlado. Son bastante sensibles al tacto, pero, a diferencia de otros tipos de acné, no expulsan pus por lo que no se debe oprimirlos, ya que esto generaría la irritación de la zona y agravaría el acné dejando cicatrices permanentes, además pueden sanarse por sí solas.

Causas: Se producen por la ruptura de la pared folicular, el incremento de células como la dermis o epidermis, el virus del molusco, dermatitis, varicela, tumores, verrugas y la pubertad.

  • Pústulas: Similares a la forma de las pápulas, son hinchazones pequeñas y redondas que se tornan de color rojo dejando ver en el centro un color amarillento o blanquecino debido a la presencia de pus. Aparecen en zonas como: espalda, cara, esternón, hombros, y lugares en los que se produce sudoración como las axilas y la ingle.

Causas: Puede deberse a la infección de la bacteria Bacillus Anthracis que actúa contra el tejido generando trastornos intestinales y problemas en los pulmones, desequilibrios hormonales, foliculitis o acné.

  • Nódulos y quistes: Esta es uno de los tipos más evidentes, graves, dolorosos y difíciles de tratar del acné. Se trata básicamente de una inflamación blanda que contiene pus, originada en el interior de la piel. Usualmente se ubican en el rostro, cuello y tronco.

Causas: La causa más común se debe a la pubertad, la obstrucción de los poros, el estrés, el cutis graso, determinados medicamentos nocivos, la entrada de bacterias debido a la herida originada por la  presión de la piel con el afán de desaparecer granos o espinillas.

  • Acné Conglobata: Es una forma grave y poco común en la que se presenta el acné que afecta más a los hombres en un rango de edad de 18 a 30 años. Es difícil de tratar, pues es bastante fuerte y resistente. Consiste en una inflamación progresiva compuesta de quistes, pápulas, pústulas, abscesos y nódulos, que puede estar acompañada de síntomas como: fiebre, anemia y anorexia. Es un proceso que puede deformar la piel generando un gran impacto a quien lo padece. Se sitúa en el rostro, pecho, cuello y espalda dejando secuelas.

Causas: Se desconoce a ciencia cierta las causas de esta enfermedad. Sin embargo, se han identificado ciertos factores que podrían desatarla, como: alteraciones de la testosterona (hormona masculina) y gases nocivos.

  • Acné Vulgar: Es una afección común entre personas que se encuentran en la etapa de la pubertad, y consta de la inflamación de las glándulas sebáceas que lleva consigo la presencia de nódulos, quistes, pápulas y pústulas.

Causas: Se le atribuye su origen a la pubertad, donde se presenta una alteración en las hormonas masculinas. Presentándose mayormente en hombres.

  • Rosácea o Acné rosácea: Derivado del acné vulgar, se manifiesta mediante la inflamación de los vasos sanguíneos en áreas como la nariz, la frente y las mejillas. Se presenta generalmente en mujeres de edades entre los 30 y 50 años.

Causas: Las causas reales son desconocidas, aunque se han estudiado factores que contribuyen al empeoramiento del estado, como: el clima, irritación de la piel mediante las sustancias de algunos productos cosméticos, herencia genética, exposición excesiva al sol, entre otras.

  • Acné Fulminante o Acné Maligno: Entre las formas más graves de acné se halla ésta, que consiste en una seria y agresiva lesión inflamatoria que entra en un proceso explosivo dejando profundos cráteres en rostro, cuello y espalda. Causa dolor e inflamación en las articulaciones, pérdida del apetito, fiebre y leucocitosis.

Causas: Se cree que es desencadenado por el acné conglobata y sus causas son similares adicionando el proceso de la pubertad.

Como vimos, las causas y formas en las que puede presentarse el acné cambian, y de esta forma las consecuencias, es por esto, que es clave a la hora de iniciar un tratamiento identificar cuál es el que padece la persona para proceder de manera adecuada.

Estos son algunos efectivos remedios que puedes tener en cuenta:

Rosácea o Acné Rosácea – ¿Qué es y cómo tratarlo?

Definición del tipo de acné llamado Rosácea 

Es un tipo de acné que varía del acné vulgar y radica en la inflamación de los vasos sanguíneos bajo la piel, provocando un enrojecimiento en zonas como la nariz, barbilla, frente o párpados, lo que denominamos como “zona T”. Cuando existe la presencia de acné en la lesión, se designa como Acné Rosácea.

Al enrojecimiento del área, se añade el crecimiento de los poros, la aparición de pápulas y pústulas que además pueden llegar también al tórax, la piel se torna seca, está mucho más sensible y puedes experimentar ardor, conjuntivitis y la hinchazón de otras zonas de la cara. Ocasiona acné común, dermatitis perioral, entre otros.

te puede interesar:

¿A quiénes afecta la Rosácea?

rosaceaGeneralmente afecta más a mujeres que a hombres y  las  edades en las que puede presentarse están en el rango de los 30 a 50 años de edad, y tienen la piel clara. No obstante, cuando los hombres la padecen, se presenta de una forma mucho más agresiva.

Sus causas aún se desconocen y las investigaciones que se han hecho. Hay médicos que sostienen que hay un componente hereditario que hace que la enfermedad pase de padres a hijos. Pero no han llevado a considerar la idea de ser causada por la presencia de bacterias, pero, se han examinado y evaluado algunos factores que posibilitan su aparición, como:

  • Los trastornos cutáneos como: el acné vulgar
  • Los trastornos oculares como: blefaritis o queratitis
  • La herencia genética
  • El medio ambiente
  • Enfermedades vasculares
  • Daños de la piel por rayos ultravioleta
  • Descuido si se tiene piel seca y sensible
  • Menopausia
  • Estrés
  • Uso de esteroides excesivamente
  • Alimentos demasiado calientes
  • Alteración del sistema inmunológic

Pastillas para el Acné – Recomendación y marcas más populares

Tratamiento del acné con pastillas

El uso de pastillas para el acné es suministrado para controlar las hormonas y corregir los desequilibrios que se provocan, trabajando desde el interior del organismo. Entre otras funciones están: reducir la inflamación, prevenir la propagación del brote, atacar a las bacterias causantes, la prevención de cicatrices y manchas en caso de que sea probable obtenerlas (no sucede en todos los casos de acné).

Es de vital importancia que antes de consumir cualquier tipo de medicamento y/o antibiótico, lo hagas bajo el diagnóstico de un especialista que siga tu caso particular. Pues las formas en las que podría reaccionar tu organismo ante estos productos no son iguales a las que presentan otras personas. Asimismo el estado de tu acné será crucial para la valoración y posterior dictamen que haga tu médico. La fórmula que te será suministrada, es proporcional al estado en el que se encuentre la afección. Es importante que conozcas detalladamente los efectos secundarios que como antibiótico no está exento de provocar. De esta forma podrás contribuir al uso adecuado de la dosis y medicamento, indicándole a tu médico otro tipo de enfermedades.

Entre las pastillas que combaten el acné, están:

pastillasIsotretinoína: impide la propagación de la bacteria causante, deteniendo la progresión de la infección y reduciendo la producción de sebo.

Accutane: Derivado de la isotretinoína que contiene una gran cantidad de vitamina A, esta pastilla es usada para tratar el acné nodular.

Minociclina: Anti-inflamatorio, controla la proliferación del acné con un 60% de reducción en los brotes. Se usa generalmente para el acné rosáceo ya que reduce el enrojecimiento severo que produce.

Eritromicina: También anti-inflamatorio. Es uno de los antibióticos más fuertes, pues responde de forma agresiva a las bacterias impidiendo la propagación. La duración del tratamiento con estas pastillas es de 7 a 14 días.

Accutane: Es una de las pastillas que se usan para tratar estados graves de acné. La fórmula en la que debe ser ingerida, debe seguirse meticulosamente según la prescripción del médico.

Para el tratamiento del acné en las mujeres, es frecuente la suministración de pastillas como la cortisona, la ciproterona y la drospirenona, ya que resultan altamente efectivas, pues se centran en el control hormonal y disminuyen el sebo en exceso producto de los poros. Así como también las pastillas de anticoncepción.

Son múltiples y variadas las alternativas que tenemos para tratar el acné. Las pastillas, se han convertido en la opción que más atrae a las personas por la facilidad que implica en el proceso de la eliminación del acné.

El acné es una afección que puede resultar dolorosa a quienes lo padecen y gracias a los estudios que se han hecho, hoy con la suministración de pastillas podemos contrarrestar los síntomas y consecuencias que nos deja este trastorno que afecta a una gran mayoría de jóvenes y adultos. Son distintos los factores que pueden provocarnos daños emocionales si padecemos de esta enfermedad, como los medios de comunicación o personas de nuestro alrededor. Sin embargo, debes saber que es una condición temporal que ha producido tu cuerpo en la que, si aplicas correctamente las recomendaciones y sugerencias que suministrará tu médico, podrás deshacerte rápidamente de ellas con mucha paciencia y constancia.

te puede interesar:

Acné Conglobata, unos de los tipos de acné más grave

Tipo de acné – Acné Conglobata

Este tipo de acné es uno de los más graves que pueden presentarse debido al tamaño de las lesiones y sus secuelas al originarse tan profundamente, además de los daños emocionales que puede generar en quien lo padece. Afecta mayormente a los hombres, ubicados en un rango de edad de 18 a 30 años. Las causas reales del acné conglobata se desconocen todavía, aunque se cree que es puede ser provocada por los cambios y alteraciones de la testosterona (hormona masculina) y un síndrome de trastorno genético llamado PAPA.

Las lesiones son inflamaciones graves, blandas al tacto y la formación de abscesos profundos en cara y espalda, supuración y fístulas que contienen líquido purulento. Pueden dejar grandes daños en la piel y comedones (puntos negros). Residen en el rostro, pecho y espalda.   El paciente puede experimentar dolores en las articulaciones.

te puede interesar:

Recomendaciones

conglobataDebes saber que el acné conglobata es muy difícil de tratar, puesto que supone una resistencia fuerte y persistente, y en ocasiones las mejorías son temporales. Al tratarse de un estado tan grave, debe ser tratado por un médico que puede suministrarte distintos tipos de fármacos por vía oral según tu situación, entre ellos encontramos un medicamento llamado isotretinoína, es derivado de la vitamina A y actúa como anti-inflamatorio, impidiendo la formación de células bacterianas que causan el acné conglobata, y provocando una disminución en la producción de sebo. Debes tener en cuenta que trae consigo efectos secundarios que podrías experimentar. He aquí algunas recomendaciones y posibles soluciones que puede darte tu médico y debes tener en cuenta:

  • Es importante iniciar un tratamiento apenas se identifiquen y así evitar su proliferación, pues el riesgo de infección al que te enfrentas es bastante alto, es por esto que apenas lo identifiques recurras a tu médico para obtener toda la información necesaria y así, proceder para tratar tu caso.
  • Además de la isotretinoína, podrían recetarte antibióticos como esteroides, eritromicina y tetraciclina. La eritromicina y tetraciclina son efectivas para el tratamiento de infecciones. Además contienen propiedades anti-inflamatorias y asimismo reducen el enrojecimiento en las zonas afectadas.
  • Un procedimiento mediante láser de dióxido de carbono también está dentro de las posibilidades de tratamiento del acné conglobata, esto lo que hace, es quemar la piel para la producción y la estimulación del colágeno. Es decir, un rejuvenecimiento cutáneo.
  • Entre las recomendaciones, como en casos similares de acné grave, está la limpieza adecuada de las áreas usando productos que no resulten agresivos para piel, libres de aceites, jabones suaves y lavar el rostro de una a dos veces por día, esto, para eliminar el sebo y las células muertas.
  • Debes evitar frotar y rascar la zona, esto sólo empeoraría más la lesión. Y mucho menos apretar o estrujar el acné.
  • La exposición al sol puede llegar a ser contraproducente, así que debes evitar hacerlo por mucho tiempo y aplicarte un protector que no obstruya tus poros.
  • El doctor puede eliminar y disminuir parcialmente las cicatrices si sigues todas sus instrucciones al pie de la letra, así como también puedes ayudar en el proceso con el consumo diario de 10 a 12 vasos de agua y una alimentación rica en frutas y verduras.
  • La miel y la canela por sus propiedades resultan ser de gran ayuda para que puedas contribuir también al tratamiento. Mezcla una cucharada de canela en polvo con tres cucharadas de miel hasta que se forme una pasta y ahora, aplícala sobre el acné, lo dejas actuar por 20 minutos y lo retiras con agua fría. Esto le dará una sensación de frescura a tu piel y hará una mejoría en las erupciones cutáneas.

Excelentes remedios caseros para el acné

Remedios caseros para el acné: Aplícalos cuanto antes

Cuando tenemos esa lesión terrible en el cutis llamada acné, o los jóvenes que conocemos la sufren y padecen crisis de autoestima, lo mejor es ir a lo seguro: los remedios caseros para el acné.

No en balde la sabiduría popular ha sabido conservarlos, pues de verdad funcionan. Y por eso hoy escogimos unos cuantos remedios caseros para eliminar el acné que queremos compartir contigo.

Remedios caseros para el acné: naturales, efectivos y seguros

Toma nota de estas alternativas poderosas y económicas para recuperar la salud y el bienestar de tu piel.Para ayudar en la eliminación de las cicatrices, el jugo de sábila es efectivo precisamente por sus propiedades cicatrizantes. Aplícalo dos veces al día en el rostro, mañana y noche.

  • El sándalo en polvo que puedes conseguir en casas naturistas, es excelente como tratamiento dermatológico. Lo mezclas con un poquito de agua y extiendes sobre el cutis; si es posible, deja actuar toda la noche y enjuagas en la mañana con agua fría.
  • Utilizando nuez moscada y leche fría, elabora una pasta que pondrás sobre la zona afectada. Es un tratamiento fabuloso que desaparece las espinillas y ayuda a controlar la grasa.
  • La clara de huevo se usa mucho para hacer mascarillas para el acné, y es muy sencilla. Sólo debes aplicar la clara en el rostro y dejar 30 minutos, al cabo de los cuales enjuagas con agua fría.
  • remedios-caserosOtro remedio muy simple es moler la piel de una naranja con agua hasta conseguir una consistencia pastosa, la pones en el cutis y esperas media hora, enjuagas con agua fría y lo repites al menos por dos semanas, dependiendo de la gravedad de tu acné.
  • Otro recurso para el acné es el ajo (aunque a muchos no les gusta por el olor), pues sus propiedades antibacterianas lo hacen ideal para la eliminación de cicatrices y de espinillas. Frota un diente de ajo en la zona varias veces al día, y verás resultados increíbles.
  • Una crema fabulosa para curar esta afección la haces mezclando 2 cucharadas de harina de avena con un chorrito de aceite de oliva y unas gotas de extracto de lavanda, te la echas todos los días en la noche en los granos más empedernidos. Como la avena es exfoliante, te secará más rápidamente las lesiones.
  • La albahaca y  la salvia son excelentes para controlar los niveles de grasa, haz una infusión con la salvia y la bebes dos o tres veces al día, y con la albahaca haces un tónico y con un algodón frotas la piel.

te puede interesar:

Alcances y limitaciones de los remedios caseros para el acné

Con estos remedios caseros puedes ayudarte a tener una piel limpia de grasa y marcas indeseadas, a un bajo costo y a un bajo riesgo. Sin embargo, ten en cuenta que hay algunas sustancias con las que debes tener cuidado (por ejemplo, el limón) para no echar para atrás tu tratamiento.Es altamente recomendable que visites a una dermatóloga, para que te indique qué es lo mejor para tu problema. De cualquier manera, puedes usar estos remedios con confianza pues son completamente naturales y seguros.

remedios caseros para eliminar el acne

Recuerda que la salud es integral, interna y externa. Con estos remedios caseros para el acné purificarás la piel de un modo totalmente natural, pero también necesitarás combatir el problema desde adentro. Y por eso te recomiendo el tratamiento MILAGRO PARA EL ACNÉ, de Luis Serrano.

Este sistema es una solución 100% natural para tu problema, y no sólo limpiará tu acné rápidamente, sino que también mejorará todos los aspectos de tu salud. Al fin volverás a sentir la confianza en ti mismo, sin sentirte discriminado a causa de tu aspecto. El tratamiento se enfoca en eliminar la raíz del acné y por eso es el tratamiento el más eficaz que hay en el mercado, convirtiéndose en la única solución permanente para tu acné.

Aplica estos remedios caseros para eliminar el acné y volver a sentir una piel limpia, suave y sin imperfecciones; y olvídate para siempre de las cremas y medicamentos para el acné.

El acné juvenil, cómo eliminarlo con remedios caseros

Eliminar granos provocados por el acné

Si quieres eliminar esos feos granos que aparecen cuando menos lo esperas, te traemos unos excelentes remedios caseros para el acné juvenil.

La adolescencia es un periodo en el que un joven se transforma en adulto. Ocurren cambios físicos, sicológicos y emocionales muy fuertes que pueden afectar de un modo negativo la vida de los jóvenes. Todo se siente con más intensidad, el dolor, la pasión, la alegría, y hasta la aparición de granos en la cara.

Pero el acné es algo más serio que unos cuantos granos en el rostro. Puede convertirse en algo crónico, y si no se le da la atención requerida puede dejar marcas en la cara que no se quitarán fácilmente. Generalmente, requerirán largos y costosos tratamientos. Por eso lo mejor es cuidar la piel a tiempo.

  • efectivos-remediosRemoja durante 12 horas una cucharada de raíces de diente de león en ¼ de litro de agua. Hierves, cuelas la preparación y tomas en ayunas a pequeños sorbos.
  • Otro preparado de vegetales súper efectivo es licuar 125 gr de zanahoria, 50 gr de espárragos y 50 gr de espinacas y beber en ayunas todos los días.
  • Licúa un pepino y bebe de tres a cuatro tazas diariamente durante una semana, ayudará a regular la grasa. También puedes aplicar el zumo directamente sobre la zona afectada, y enjuagar después de 10 minutos.
  • Por la noche, exprime medio limón y pon dos o tres gotas sobre cada grano o espinilla. Debes hacerlo sólo de noche, pues con el sol se puede manchar el cutis.
  • Una mascarilla excelente es con miel. Calienta 5 cucharadas de miel de abeja y extiende suavemente sobre la cara, deja 15 minutos y lava con agua tibia. Después vuelve a lavar el rostro con té de manzanilla tibio.
  • Mezcla tres cucharadas de avena cruda en ½ taza de leche tibia, bate hasta que espese y aplica sobre el rostro durante 15 minutos. La avena es exfoliante.
  • Hierve manzanilla y hierbabuena en una olla. Pon una toalla encima de tu cabeza, acerca el rostro y tapa con cuidado de que el vapor no salga, este vapor ayuda a abrir los poros y limpiar la piel. Cuida de no quemarte.
  • Una loción súper sencilla de hacer es disolviendo una aspirina en un poco de agua. Moja un algodón en la preparación y pásalo suavemente por las zonas afectadas.

Te puede interesar:

Estos remedios te ayudarán a tener una piel limpia, suave y libre de granos. Puedes elegir el que te resulte más cómodo o más fácil de hacer y aplicar. Sin embargo, es recomendable que acudas a un dermatólogo si el acné es muy severo.

Sin duda, estos remedios caseros para el acné juvenil serán eficaces en la medida en que seas constante y cuidadoso al limpiar la piel del rostro dos veces al día, por la mañana y por la noche. Y si bien son muy efectivos, no bastarán para eliminar definitivamente el acné: será necesario aplicar un tratamiento integral, que ayude a recuperar el equilibrio hormonal. Y el sistema más efectivo del momento para lograrlo es MILAGRO PARA EL ACNÉ, de Luis Serrano.

Con este tratamiento aprenderás una efectiva técnica secreta y naturalAtaca el problema a tiempo con estos remedios caseros para el acné para limpiar profundamente tu piel durante la noche, y conocerás los hábitos que debes aplicar para deshacerte definitivamente de los brotes desagradables de acné. Y además, vas a conocer técnicas de manipulación hormonal naturales y seguras que eliminarán de raíz tu molesto acné.

Este tratamiento único, te enseñará recetas caseras para quitar el acné que no encontrará en otro lado y así recuperar un rostro liso y libre de granos, con fórmulas caseras, naturales y económicas.

Tratamientos caseros para el acné que alisarán tu piel

Varios tratamientos que puedes hacer en tu propia casa

Existen remedios caseros para el acné que resultan eficaces para curar esta afección. El acné es producido generalmente por un exceso de grasa en la piel, que tapona los folículos e inflama las glándulas sebáceas. Estas lesiones se producen con frecuencia en el rostro, cuello, pecho y espalda.

Ocurre por lo general durante la adolescencia, debido a los cambios hormonales que padece el cuerpo; pero también hay personas adultas que lo sufren. En mujeres embarazadas mayores de veinte años y en mujeres menopáusicas puede aparecer el acné, precisamente por los cambios hormonales en estos periodos.

te puede interesar:

Tratamientos externos con remedios caseros para el acné

Si lo que quieres es ver tu piel libre de imperfecciones y marcas, hay diversos tratamientos caseros para el acné que  pueden resultarte útiles:

  • Es importante una buena limpieza de la piel cada dos o tres meses, dependiendo de la severidad de las lesiones y de las recomendaciones del especialista. En general, lavarse el rostro en la mañana y en la noche con lociones adecuadas ayuda mucho.
  • Para entrar en materia, haz una mezcla de arcilla con yogur y aplícala en la noche sobre el rostro ya lavado, deja secar y enjuaga con agua tibia. Este tratamiento se puede hacer durante al menos dos semanas, y es especialmente eficaz para eliminar el exceso de grasa y ayudar a alisar la piel.
  • Con yogur también, raspa la piel de una naranja y mezcla con harina de avena hasta formar una pasta. El yogur es muy recomendado en las mascarillas para pieles excesivamente grasosas. Aplica la pasta todos los días y los granos y espinillas desaparecerán.
  • Una mascarilla fabulosa es una a base de sábila: deja remojando en agua toda una noche una penca de sábila, al día siguiente mezcla el cristal con miel de abeja. Se aplica en la cara con movimientos circulares antes de ir a dormir y se deja actuar en la noche. Enjuaga con agua tibia.
  • Para aclarar la piel del rostro y eliminar el exceso de grasa, mezcla almidón con agua y esparce sobre la cara; deja 30 minutos y enjuaga. Es bueno que se haga este tratamiento al menos dos veces a la semana.
  • Como tónico, mezcla jugo de limón fresco y un vaso de leche tibia; servirá como un lavado para los puntos negros, las espinillas y la piel agrietada. También puedes mezclar el jugo de limón con agua de rosas y lo aplicas suavemente con un algodón, a modo de loción astringente, si tu piel es más sensible.
  • Otra mascarilla se hace con ½ clara de huevo, un limón y 10 gotas de miel de abeja; después de lavar la cara, aplicas la preparación con suaves masajes y dejas actuar 10 minutos, todas las noches.

Remedios caseros para el acné que mejoran tu salud en general

Otros tratamientos caseros para el acné son internos, es decir, que tienen un efecto desde adentro hacia afuera de tu organismo. Si funcionas bien por dentro, esto se reflejará por fuera. ¿Qué tienes que hacer para lograrlo?

Comer alimentos que contengan ciertas sustancias, como la niacina, la vitamina A y  vitamina E. Esto ayuda a regular la producción de grasa. Es recomendable tomar también suplementos que las contengan.

Con constancia, estos remedios caseros para el acné te darán una piel lisa y suave. Pero si buscas un efecto completo que elimine el acné para siempre, necesitas aprender a manipular tus hormonas. Y por eso te recomiendo tanto el tratamiento MILAGRO PARA EL ACNÉ de Luis Serrano.

Los productos tradicionales sólo atacan los efectos del acné, mientras que este poderoso sistema contra el acné hace foco en la raíz del problema, y esto lo convierte en el tratamiento más eficaz que hay en el mercado. Con él aprenderás técnicas rápidas y sencillas que te llevarán menos de 1 minuto por día, y que eliminarán tu acné en tiempo récord.

Aprende a mantener limpia tu piel con estas técnicas y tratamientos caseros para el acné que ya han mejorado la piel a miles de personas y así disfrutar al fin de una piel suave y libre de marcas, y olvidarte de tus temores y complejos a causa del acné.