Pastillas para el Acné – Recomendación y marcas más populares

Tratamiento del acné con pastillas

El uso de pastillas para el acné es suministrado para controlar las hormonas y corregir los desequilibrios que se provocan, trabajando desde el interior del organismo. Entre otras funciones están: reducir la inflamación, prevenir la propagación del brote, atacar a las bacterias causantes, la prevención de cicatrices y manchas en caso de que sea probable obtenerlas (no sucede en todos los casos de acné).

Es de vital importancia que antes de consumir cualquier tipo de medicamento y/o antibiótico, lo hagas bajo el diagnóstico de un especialista que siga tu caso particular. Pues las formas en las que podría reaccionar tu organismo ante estos productos no son iguales a las que presentan otras personas. Asimismo el estado de tu acné será crucial para la valoración y posterior dictamen que haga tu médico. La fórmula que te será suministrada, es proporcional al estado en el que se encuentre la afección. Es importante que conozcas detalladamente los efectos secundarios que como antibiótico no está exento de provocar. De esta forma podrás contribuir al uso adecuado de la dosis y medicamento, indicándole a tu médico otro tipo de enfermedades.

Entre las pastillas que combaten el acné, están:

pastillasIsotretinoína: impide la propagación de la bacteria causante, deteniendo la progresión de la infección y reduciendo la producción de sebo.

Accutane: Derivado de la isotretinoína que contiene una gran cantidad de vitamina A, esta pastilla es usada para tratar el acné nodular.

Minociclina: Anti-inflamatorio, controla la proliferación del acné con un 60% de reducción en los brotes. Se usa generalmente para el acné rosáceo ya que reduce el enrojecimiento severo que produce.

Eritromicina: También anti-inflamatorio. Es uno de los antibióticos más fuertes, pues responde de forma agresiva a las bacterias impidiendo la propagación. La duración del tratamiento con estas pastillas es de 7 a 14 días.

Accutane: Es una de las pastillas que se usan para tratar estados graves de acné. La fórmula en la que debe ser ingerida, debe seguirse meticulosamente según la prescripción del médico.

Para el tratamiento del acné en las mujeres, es frecuente la suministración de pastillas como la cortisona, la ciproterona y la drospirenona, ya que resultan altamente efectivas, pues se centran en el control hormonal y disminuyen el sebo en exceso producto de los poros. Así como también las pastillas de anticoncepción.

Son múltiples y variadas las alternativas que tenemos para tratar el acné. Las pastillas, se han convertido en la opción que más atrae a las personas por la facilidad que implica en el proceso de la eliminación del acné.

El acné es una afección que puede resultar dolorosa a quienes lo padecen y gracias a los estudios que se han hecho, hoy con la suministración de pastillas podemos contrarrestar los síntomas y consecuencias que nos deja este trastorno que afecta a una gran mayoría de jóvenes y adultos. Son distintos los factores que pueden provocarnos daños emocionales si padecemos de esta enfermedad, como los medios de comunicación o personas de nuestro alrededor. Sin embargo, debes saber que es una condición temporal que ha producido tu cuerpo en la que, si aplicas correctamente las recomendaciones y sugerencias que suministrará tu médico, podrás deshacerte rápidamente de ellas con mucha paciencia y constancia.

te puede interesar:

No comments yet.

Deja un comentario