¿Qué es el acné? Lo que debes saber sobre esta enfermedad

Definición del acné, enfermedad crónica

Independientemente de su frecuencia en la vida común, el acné es una enfermedad crónica de inflamación sobre la piel,  que recibe el nombre alterno de acné común o acné vulgar. El acné tiene contacto con varios elementos de la piel como lo son el folículo piloso y las glándulas sebáceas. El acné se caracteriza principalmente por la formación sobre la superficie de la piel de pápulas, pústulas, comedones, cicatrices y nódulos que, se ubican generalmente en áreas como la cara, la espalda, el cuello y el pecho.

Causas de la aparición de acné

Aunque a ciencia cierta se desconoce la causa precisa de la aparición del acné, los profesionales enfatizan en algunos factores que podrían inducir e influir en su producción como los siguientes:

  • Demasiada presencia de maquillaje que produce la obstrucción de los poros
  • Uso de cosméticos con alcohol y grasoso
  • Consumo de determinados medicamentos
  • Incremento de la producción hormonal
  • Alteración de las hormonas
  • Consumo o abandono de píldoras de anticoncepción
  • La gestación y los cambios hormonales
  • Factores hereditarios

¿Cómo se forma y desarrolla el acné?

enfermedadEn la piel se encuentran los folículos capilares, también conocidos generalmente como poros. Estos contienen glándulas sebáceas que se encargan de la producción de sebo. El sebo es una grasa que permite la lubricación no solo de la piel, sino también del pelo. La producción de sebo lleva una frecuencia natural la mayor parte del tiempo, sin embargo, en un momento dado la producción y alteración hormonal, especialmente en la adolescencia, empieza a estimular las glándulas sebáceas para que la producción aumente.

Cuando hay una producción excesiva de sebo, además de la presencia de células dérmicas muertas, los folículos capilares se obstruyen. Es aquí donde las bacterias se quedan atrapadas dentro de los poros e inicia una reproducción de éstas, lo que provoca la hinchazón de la piel, su enrojecimiento y la formación del acné.

te puede interesar:

Clasificación del acné

Aunque ocurra bajo el mismo patrón, no todos se desarrollan ni tienen la misma estructura perceptiva del mismo modo, por ello el acné se clasifica en los siguientes tipos:

  • Puntos negros: Se ubican en la superficie de la piel y su color en la punta es de color negro. El color se debe a la presencia de mugre en el interior del barro.
  • Puntos blancos: La obstrucción yace en el interior, bajo la superficie de la piel y es posible observar el exceso de sebo.
  • Quistes: Son espinillas de mayor profundidad que, generalmente, son dolorosos cuando se les toca o se les oprime (lo que no deberías hacer). Los quistes están llenos de pus y son capaces de dejar cicatrices.
  • Pápulas: Son inflamaciones de color rosado por la presencia de sangre y que, además, son dolorosos al tacto.
  • Nódulos: Se encuentran bajo la superficie de la piel y su tamaño es grande en comparación con otros tipos de acné. Son sólidos y dolorosos.
  • Pústulas: También se encuentran bajo la superficie de la piel y son de color rojo. Se distinguen porque el pus está en la zona superior.

Aunque el acné puede llegar a traer consecuencias graves si no recibe tratamiento, en ocasiones es posible no sólo reducir la posibilidad de padecerlo y eliminarlo, sino de prevenirlo.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *