¿Qué es el acné vulgar? ¿Cómo se manifiesta?

Qué es el acné vulgar, recomendaciones

Es un tipo de acné que se manifiesta de forma similar a los demás, una inflamación de las glándulas sebáceas que abrazan el folículo piloso y fabrican la grasa. Se obstruye el canal del poro, lo que genera una alteración en la producción de sebo.  Se localiza en las zonas donde más se sitúan las glándulas como el rostro, el pecho y la espalda. Suele aparecer mayoritariamente en los hombres, cuando entran al periodo de la pubertad, y puede extender su duración y terminar por sí solo o por el contrario, agravarse.

Los síntomas que puedes presentar varían debido al estado del acné en el que te encuentres y pueden ser inflamatorios o no. Sin embargo, de manera general el acné vulgar se manifestará mediante las heridas cutáneas, espinillas, pústulas, pápulas, comedones, nódulos, enrojecimiento de la piel y sarpullido en las zonas afectadas. Puede generar quistes, cicatrices serias y cambios de pigmentación en la piel.

Cuando experimentes los síntomas debes acudir inmediatamente al dermatólogo para evitar la propagación del acné y controlar sus secuelas. También es importante identificar las cosas que podemos hacer para intervenir en el proceso del acné vulgar que estamos padeciendo, acompañado por el indispensable diagnóstico de tu médico.

te puede interesar:

Recomendaciones

  • acne vulgarEvita rascar y reventar el sarpullido, esto le dará paso a las cicatrices.
  • Mantén limpia el área afectada, lavándola con jabones suaves, éstos no te resultarán irritantes.
  • No uses productos que contengan aceites, pues es de esto de lo que intenta liberarse tu piel.
  • Verifica que los cosméticos que usas tales como maquillaje y protectores solares no obstruyan tus poros y que tampoco entre sus ingredientes contengan alcohol.
  • El cabello tiene una alta cantidad de aceite que si está cerca de tu rostro la traspasará, así que evita tenerlo cerca.
  • Opta por una dieta balanceada y rica en frutas y verduras. Traerás varios beneficios adicionales.
  • Como sabemos, el agua y el ejercicio son la combinación perfecta. Así que, inclúyelo a tu rutina y ayudarás a tu cuerpo a eliminar toxinas. No olvides limpiar la sudoración de tu piel.
  • Aplicar el aceite de árbol mezclado con agua es una muy buena opción para aliviar la inflamación y reducir el número de bacterias.
  • Evita la exposición de forma excesiva al sol y usa siempre un protector solar. Estos rayos pueden irritar las zonas.
  • Debes abstenerte de hacer uso de productos exfoliantes, ya que estos son bruscos y tu piel se encuentre en un estado de sensibilidad donde no necesita estos, sino otros cuidados.

Marcar el Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *