¿Qué es el acné papuloso? Todo lo que debes saber

¿De qué se trata este tipo de acné?

A nivel general, el acné es responsable de frustración e inseguridad en las personas. Se trata de uno de los problemas más comunes en todo el mundo, pues afecta a cerca del 75% de toda la población y puede presentarse en cualquier momento de la vida.

¿Por qué se llama acné papuloso?

Los médicos especialistas y dermatólogos diagnostican la presencia de acné papuloso cuando existen pequeñas pápulas o protuberancias de color rojo que pueden llegar a medir en un rango entre 0,5 y 1,5 centímetros de diámetro.

Entonces, ¿qué es una pápula? consiste en un comedón inflamado que se produce por la presencia del acné. Estas aparecen en la superficie de la piel con apariencia rojiza y en cuanto al tacto, es de textura áspera. Es posible que aparezca una sola o que empiece a propagarse.

En este sentido una pápula es una de las formas de acné cuya apariencia puede no ser ni un punto blanco ni uno negro, pues son protuberancias cerradas en sí mismas que tienen un color rojo con inflamación.  

te puede interesar:

Causas del acné papuloso

acne-papuloso1La principal causa por la que se producen, es por el rompimiento de una de las paredes foliculares de las células que permite una mayor vulnerabilidad al ingreso de las bacterias, esto contribuye a la inflamación de la zona.

En este orden, aparece la sobreproducción de sebo, que se trata de una sustancia de aceite que es formada por el organismo con el fin de lubricar la piel y el cabello. Cuando hay un exceso de las células muertas sobre la piel y sobre los conductos, los folículos pilosos se obstruyen, lo que favorece la formación del acné papuloso.

Algunos factores que influyen en la aparición del acné papuloso, son los siguientes:

  • Factores genéticos
  • Comportamiento hormonal
  • Uso de medicamentos
  • Presencia de bacterias
  • Diferentes texturas
  • Cabello siempre sobre la piel de la cara
  • Consumo excesivo de alimentos grasos
  • Uso de productos cosméticos grasosos y en exceso

En cuanto al tratamiento del acné papuloso, se encuentran una gran variedad de cremas de venta libre, así como geles, lociones tópicas, antibióticos y medicamentos que contribuyen a su reducción y posterior eliminación. Los casos severos requieren de otro tipo de tratamientos mucho más agresivos. Consulta con tu médico para detectar la gravedad de tu caso e iniciar un procedimiento para reducir y eliminar el acné papuloso.

Acné pustuloso – Definición y recomendaciones

Tipo de acné – Acné pustuloso

El acné pustuloso es una protuberancia cuyo tamaño varía y contiene en su interior líquido purulento que se asoma en la superficie, mientras que en su base toma un color rojizo. La aparición del acné pustuloso es atribuido a diferentes causas como: la infección por bacteria, la evolución de una bulla o vesícula, cambios hormonales, acné vulgar, foliculitis, candidiasis, queratosis papilar, orzuelo, furúnculo, varicela, diferentes tipos de dermatitis,  entre muchas otras.  Asimismo los síntomas también son bastantes y pueden presentarse en forma de: erupción, lesión en la piel, dermatitis, nódulos, y síntomas como: fiebre, náuseas, náuseas, vómito, dolor en las áreas de las pústulas y su tamaño es proporcional al dolor.

Las pústulas de menor tamaño pueden desaparecer de forma natural si se evita manipularlas. Aunque si el caso radica en un aumento de la forma, podemos recurrir a varias alternativas para tratar el acné pustuloso.

te puede interesar:

Recomendaciones:

  • pustulosoTenemos que abstenernos de usar productos exfoliantes y cosméticos, pues estas sustancias podrían generar irritaciones en la piel y de esta manera llevarnos a un empeoramiento de la lesión.
  • Para la limpieza de nuestra cara, podemos lavarnos con agua limpia y un limpiador suave, evitando el uso de productos bruscos, pues la piel está en un estado de sensibilidad.
  • Entre los productos que podemos utilizar están los que son a base de agua solamente, exponernos lo menos que podamos al sol y aplicar un protector solar que no obstruya los poros.
  • Hay que evitar el contacto de la piel lesionada con otras partes del cuerpo, como pasarnos las manos por el rostro, pues esto aumenta los riesgos de una infección, así como también encargarnos de la limpieza de las prendas que estén cerca.
  • Por último y no menos importante, es acudir a un especialista él determinará la gravedad del estado en el que se encuentra la pústula.
  • Podemos hacer uso de medicamentos de venta libre en los que podemos encontrar jabones, cremas o lociones que actúan especialmente contra el acné, siempre y cuando su tamaño sea pequeño, y se sitúen en áreas de la espalda, cuello, brazos, hombros y rostro, pues es aquí donde, al ser evidente, podemos determinar la gravedad del estado.
  • No debes usar medicamentos que contengan azufre si eres alérgico, y optar por medicamentos tópicos que incluyen peróxido y ácido salicílico o ácido láctico. Su función es reducir que el sebo se produzca, pues seca el aceite de la piel y elimina las células muertas y las bacterias.
  • Tienes que evitar a toda costa el uso de productos con base en aceites como la vaselina y las lociones en las zonas que han sido afectadas, ya que estos elementos solo empeorarían la lesión pues obstruyen los poros y contribuye a la formación y propagación de las pústulas.
  • Cuando la causa de la pústula es una infección bacteriana, el uso de medicamentos resulta altamente efectivo para su tratamiento.

Acné Quístico – ¿Qué es?, síntomas y recomendaciones

El acné Quístico, acné nodular

El acné quístico es asociado directamente al acné nodular, ya que trabajan juntos. Los nódulos y quistes se encuentran en los tipos de acné que se han clasificado como primarios, siendo inflamaciones más graves, palpables y elevadas, que se localizan en la epidermis, dermis o hipodermis generando relieve sobre la piel y su tamaño es variable alcanzando hasta 1cm de grosor.  El acné quístico se produce cuando hay una excesiva producción de sebo y ésta se mezcla con las células muertas cercanas, lo que ocasiona la obstrucción del poro. En su interior se visualiza sangre estancada y pus, afecta mayormente a un gran número de adolescentes hombres, y se asocia a la menstruación en los casos de mujeres.  La diferencia radica en que los nódulos adquieren un estado sólido, mientras que los quistes un estado líquido. Resultan dolorosos ante la palpación y requieren la presencia del médico cuando son casos severos.

Los nódulos y quistes son similares, sin embargo pueden existir de manera independiente. Los quistes se encuentran en un nivel de gravedad más alto que los nódulos puesto que la mayoría de las veces dejan cicatrices. Una de las mayores causas está asociada a la genética, pues si el padre o madre padeció o padece de esta enfermedad es muy probable que el hijo la sufra.

te puede interesar:

Recomendaciones

El acné quístico es uno de los tipos más dolorosos de acné y al ser producidos en una zona profunda nos reduce las posibilidades de tratamiento caseras, pues al tener tanta complejidad debe ser diagnosticado por un especialista que lo examine e identifique su estado, y de esta manera evitar la propagación y profundización de la infección y minimizar las cicatrices. Sin embargo podemos tomar algunas recomendaciones y remedios para tratar los nódulos y quistes:

  • acne-quisticoPuedes diluir té de aceite de árbol y aplicarlo sobre las lesiones. Este té mata las bacterias que causan inflamación.
  • El vinagre de manzana es otra opción, puedes diluirlo con agua según el estado y aplicarlo a toques sobre la zona afectada.
  • Necesitas eliminar las toxinas de tu cuerpo, por lo que debes tomar de 10 a 12 vasos de agua y acompañarlo con ejercicio, además esto te traerá muchos beneficios adicionales.
  • Para la reducción del tamaño de los nódulos puedes ponerte una mascarilla de té verde o miel que son naturales y nada agresivas para la piel.
  • En algunos casos los dermatólogos inyectan los granos con cortisona cuya función es reducir la hinchazón o el colágeno que llena las áreas de las cicatrices. También recurren a procedimientos como dermoabrasión y la microdermoabrasión que se encargan de resurgir la piel.
  • Evita a toda costa rayar o rascar el nódulo por mucha piquiña que provoca, esto empeoraría la lesión y generaría una cicatriz permanente.
  • Si tu estado es grave, el doctor hará uso de rayos láser que quitarían la capa superior de la piel, dándole paso a la formación de una nueva capa de piel.
  • Si la situación es persistente y se agrava, también podrían suministrarte un medicamento llamado isotretinoína que es altamente efectivo y derivado de la vitamina A. Disminuye el tamaño de las glándulas aceitosas de la piel y reduce su producción de aceite, además contiene propiedades anti-inflamatorias. Como cualquier medicamento, no está exento de provocar efectos secundarios.

Acné Severo – acné agudo ulcerativo

Acné severo, uno de los mas graves

El acné severo, también conocido como acné fulminante o acné agudo ulcerativo febril, es de los tipos de acné más graves, dolorosos y agresivos de tratar. Los casos de acné fulminante son poco comunes y raros, por lo que se tienen pocos que han sido documentados e investigados. Estos casos cada vez van siendo más escasos, ya que la ciencia ha avanzado y ahora se tienen efectivos procesos para el tratamiento de tipos de acné menos graves que impiden el progreso, y finalmente la presencia del acné fulminante.  Sin embargo, esta enfermedad representa un alto riesgo de salud si no es tratada adecuadamente. Se trata de una seria lesión que provoca inflamación de comedones que se proliferan mayormente en el rostro, aunque también pueden situarse en la espalda o el cuello. Puede definirse como una evolución explosiva de dichos comedones que puede desencadenar en la deformación de la piel.

recomendacionesLas causas generalmente se le atribuyen a la etapa de la pubertad,
originándose mayormente en hombres cerca a la edad de 13 años progresivamente, debido a  la acción que provocan las hormonas sexuales masculinas, y podría ir incluso más allá de los 20 años. Principalmente afecta a quienes tengan antecedentes de acné, pues es el paso siguiente del acné conglobata.

En cuanto a los síntomas están la fiebre, leucocitosis, poliartritis de importantes articulaciones, hematología de reacción leucemoide, pérdida de peso, artralgias, dolor muscular, eritema nudoso en el que aparecen espinillas con salientes rojizas, en el cuello pueden hincharse los ganglios linfáticos y atrofia muscular, y también puede ocasionar lesiones óseas en el esternón.

te puede interesar:

Recomendaciones

Tienes que tener en cuenta que el acné fulminante se encuentra en un nivel alto de gravedad y riesgo de infección, los cuidados que se deben tener deben ser estrictos.

  • Se debe acudir al médico una vez lo hallas detectado, de esta manera evitarás que tome más fuerza y aumente la agresividad de la lesión como posibles consecuencias. Además de una posible hospitalización debido a los efectos secundarios de larga duración.
  • Entre los medicamentos que pueden recetarte están los retinoides tópicos que deben ser suministrados por vía oral para el tratamiento del acné.
  • Tienes la opción de iniciar un proceso mediante el uso de corticosteroides que están compuestos con base en esteroides, los cuales trabajan disminuyendo la hinchazón, calor y el dolor. Y se debe seguir bajo una rigurosa guía que te dará el médico según tu caso.
  • Como hemos visto, también puede que se te formule isotretinoina que funciona de manera agresiva ante el acné fulminante, combatiéndolo desde distintos ángulos. Este método le da paso a nuevos tejido para la formación de piel y disminuye la producción de sebo en la superficie.
  • Igualmente, como en casos anteriores, se debe tener sumo cuidado con las zonas afectadas, evitando el contacto con las manos, prendas de vestir sucias que estén cerca del rostro y evitar oprimir y estrujar las lesiones, pues es muy sencillo que atrapen una infección y hagan su localización mucho más profunda.
  • El agua es un factor que influye de forma importante y beneficiosa pues acompañada de ejercicio, te ayudará a eliminar las toxinas que necesitas y así, atravesar la superficie hasta llegar a tu piel y puedas eliminarlas haciendo un lavado con jabón suave y agua fría.

Aquí un vídeo explicativo con una receta útil para tratar el acné severo:

¿Qué es el acné vulgar? ¿Cómo se manifiesta?

Qué es el acné vulgar, recomendaciones

Es un tipo de acné que se manifiesta de forma similar a los demás, una inflamación de las glándulas sebáceas que abrazan el folículo piloso y fabrican la grasa. Se obstruye el canal del poro, lo que genera una alteración en la producción de sebo.  Se localiza en las zonas donde más se sitúan las glándulas como el rostro, el pecho y la espalda. Suele aparecer mayoritariamente en los hombres, cuando entran al periodo de la pubertad, y puede extender su duración y terminar por sí solo o por el contrario, agravarse.

Los síntomas que puedes presentar varían debido al estado del acné en el que te encuentres y pueden ser inflamatorios o no. Sin embargo, de manera general el acné vulgar se manifestará mediante las heridas cutáneas, espinillas, pústulas, pápulas, comedones, nódulos, enrojecimiento de la piel y sarpullido en las zonas afectadas. Puede generar quistes, cicatrices serias y cambios de pigmentación en la piel.

Cuando experimentes los síntomas debes acudir inmediatamente al dermatólogo para evitar la propagación del acné y controlar sus secuelas. También es importante identificar las cosas que podemos hacer para intervenir en el proceso del acné vulgar que estamos padeciendo, acompañado por el indispensable diagnóstico de tu médico.

te puede interesar:

Recomendaciones

  • acne vulgarEvita rascar y reventar el sarpullido, esto le dará paso a las cicatrices.
  • Mantén limpia el área afectada, lavándola con jabones suaves, éstos no te resultarán irritantes.
  • No uses productos que contengan aceites, pues es de esto de lo que intenta liberarse tu piel.
  • Verifica que los cosméticos que usas tales como maquillaje y protectores solares no obstruyan tus poros y que tampoco entre sus ingredientes contengan alcohol.
  • El cabello tiene una alta cantidad de aceite que si está cerca de tu rostro la traspasará, así que evita tenerlo cerca.
  • Opta por una dieta balanceada y rica en frutas y verduras. Traerás varios beneficios adicionales.
  • Como sabemos, el agua y el ejercicio son la combinación perfecta. Así que, inclúyelo a tu rutina y ayudarás a tu cuerpo a eliminar toxinas. No olvides limpiar la sudoración de tu piel.
  • Aplicar el aceite de árbol mezclado con agua es una muy buena opción para aliviar la inflamación y reducir el número de bacterias.
  • Evita la exposición de forma excesiva al sol y usa siempre un protector solar. Estos rayos pueden irritar las zonas.
  • Debes abstenerte de hacer uso de productos exfoliantes, ya que estos son bruscos y tu piel se encuentre en un estado de sensibilidad donde no necesita estos, sino otros cuidados.

El acné juvenil, ¿qué origina este tipo de acné?

El acné juvenil, ¿qué lo origina?

Es una enfermedad común que se desarrolla por el exceso de grasa en la piel, pues los canales pequeños denominados folículos pilosebáceos están compuestos por glándulas sebáceas que actúan nutriendo la piel. Atraviesan  una abertura que recibe el nombre de poro, para salir a la superficie de la piel. Cuando estos ductos se tapan, impidiendo la salida de las glándulas, se produce la inflamación que posteriormente contendrá pus y se manifestará con una elevación en la piel que en el centro tendrá un punto blanco o negro. Estos son los primeros signos y la alerta que enviará tu cuerpo para informarte.

¿A quiénes afecta más este tipo de acné?

Inicialmente a personas que inician el periodo de la pubertad. El tiempo de la aparición y desaparición está en un rango de edad de los 13 a los 20 años, o más, si empieza a agravarse. Su cuerpo entra a un proceso de  transformación donde el cuerpo pasa de niño a adulto y el cerebro libera una hormona llamada gonadotropina, ella se encarga de llevar el mensaje que anuncia el inicio de la etapa. A su vez, se desprenden otras dos hormonas que actúan y funcionan dependiendo del sexo de la persona. Esto es evidenciado en los cambios que presenta el cuerpo. En mujeres la edad oscila entre los 8 y 13 años, y en los hombres entre los 10 y 17 años de edad, aproximadamente. Esta importante alteración hormonal provoca posteriormente la aparición del acné.

te puede interesar:

Sin embargo, debes saber que esta no es la única causa por la que se origina el acné. Aquí te diré otros factores que pueden ocasionarlo:

  • acne juvenilEl embarazo
  • La menstruación
  • Las pastillas como método de anticoncepción
  • Dermatitis
  • Contraer el virus del molusco o la infección de la bacteria Bacillus Anthracis
  • Un Incremento considerable de las células dermis o epidermis
  • La ruptura de la pared folicular
  • Un exceso de exfoliación y productos de este tipo
  • Una limpieza inadecuada
  • El uso cosmético a base de aceites, generando la obstrucción de los poros con productos que te generan alergia e irritación
  • Un Cutis graso
  • Tocarte de forma excesiva la cara
  • La dermatitis
  • Las Verrugas
  • Herencia genética de padres a hijos

Entre otras posibles causas que también se desencadenan cuando ya se tiene el acné. Las causas que pueden desatarnos la presencia de acné son diversas y frecuentes, así que no te preocupes, esta enfermedad es temporal y gracias a los tratamientos que se han desarrollado en los últimos años tiene una rápida solución, todo depende del estado en el que se encuentre y las recomendaciones y precauciones que adiciones a tus hábitos para combatirlo.

Los lugares en los que se sitúa el acné son: el rostro, la espalda y el pecho. Al ubicarse en estas zonas se proliferan de manera profunda dependiendo el caso, y abarcan toda la zona.

Es posible que lo evites o si ya lo tienes, lo trates. Hay varios factores que cuentan como: la rutina de limpieza facial, el ejercicio, la alimentación, el maquillaje, entre otros que te describo más detalladamente en otra sección con instrucciones muy fáciles de incorporar en tu vida habitual.

Como lo he dicho reiteradamente, es muy importante que visites a un dermatólogo cuando lo presentes. Es él quien determinará el estado de tu acné y te dará ayudas para combatirlo, como medicamentos y tratamientos que puedes combinar con trucos fáciles para apoyar e impulsar el proceso.

El éxito de tu tratamiento dependerá de la fuerza de compromiso que definas contigo mismo. Aplica y adapta las recomendaciones aquí expuestas junto a las instrucciones de tu médico y verás como de esta manera te vas a deshacer de esta incómoda molestia.

Esta es una receta de para el tratamiento y las cicatrices que se generan del acné

¿Qué es una pápula? Diferentes tipos de pápulas

Pápula, lesión visible en la piel

La pápula, es una lesión visible y palpable que consiste en una elevación que aparece en la piel, un abultamiento de pequeño tamaño de forma casi redondeada que sobresale del nivel de la piel con una consistencia dura y su tamaño puede aumentar si no se siguen las recomendaciones adecuadamente.

papulaEsta lesión en la piel  es ocasionada por un incremento de las células de la dermis, epidermis o incluso de ambas, también se ocasiona gracias al virus del molusco, a verrugas, tumores o eczemas y  también puede deberse a la pubertad ya que durante ésta hay un gran incremento de hormonas, produciéndose un aumento de grasa para así suavizar y proteger la piel, pero esta grasa tapona los poros lo que ocasiona dichas elevaciones de color rojizo.

En la mayoría de los casos, estas pápulas no son de gravedad y se curan con tratamientos en el hogar. Pero hay casos en que aparecen  poco después de haber empezado a tomar un medicamento nuevo, en estos casos se recomienda que se consulte al médico de inmediato.

Existen diferentes tipos de pápulas que están relacionadas con el acné, como:

Pápula Epidérmica

Es una hipertrofia de la epidermis que no afecta gravemente a la dermis, a diferencia de las verrugas planas que aparecen durante la juventud.

Pápulas Dérmicas

Pueden ser filtradas o edematosas. Al tacto son duras y delimitadas.

Pápulas Mixtas

Consiste en un engrosamiento que es causado por un edema que haya en el cuerpo capilar o, en otros casos, un infiltrado que se sitúe en la superficie.

Pápulas Foliculares

Llamadas así por su aparición en los poros foliculares, son elevaciones pequeñas con un punto grisáceo en el centro que contiene un pelo enrollado.

Sus colores también varían, entre estos las encontramos: blanquecinas, rojizas, amarillentas y en algunos casos negras. Al no ser una ampolla, las pápulas carecen de algún tipo de contenido o sustancia en su interior.

Rosácea o Acné Rosácea – ¿Qué es y cómo tratarlo?

Definición del tipo de acné llamado Rosácea 

Es un tipo de acné que varía del acné vulgar y radica en la inflamación de los vasos sanguíneos bajo la piel, provocando un enrojecimiento en zonas como la nariz, barbilla, frente o párpados, lo que denominamos como “zona T”. Cuando existe la presencia de acné en la lesión, se designa como Acné Rosácea.

Al enrojecimiento del área, se añade el crecimiento de los poros, la aparición de pápulas y pústulas que además pueden llegar también al tórax, la piel se torna seca, está mucho más sensible y puedes experimentar ardor, conjuntivitis y la hinchazón de otras zonas de la cara. Ocasiona acné común, dermatitis perioral, entre otros.

te puede interesar:

¿A quiénes afecta la Rosácea?

rosaceaGeneralmente afecta más a mujeres que a hombres y  las  edades en las que puede presentarse están en el rango de los 30 a 50 años de edad, y tienen la piel clara. No obstante, cuando los hombres la padecen, se presenta de una forma mucho más agresiva.

Sus causas aún se desconocen y las investigaciones que se han hecho. Hay médicos que sostienen que hay un componente hereditario que hace que la enfermedad pase de padres a hijos. Pero no han llevado a considerar la idea de ser causada por la presencia de bacterias, pero, se han examinado y evaluado algunos factores que posibilitan su aparición, como:

  • Los trastornos cutáneos como: el acné vulgar
  • Los trastornos oculares como: blefaritis o queratitis
  • La herencia genética
  • El medio ambiente
  • Enfermedades vasculares
  • Daños de la piel por rayos ultravioleta
  • Descuido si se tiene piel seca y sensible
  • Menopausia
  • Estrés
  • Uso de esteroides excesivamente
  • Alimentos demasiado calientes
  • Alteración del sistema inmunológic

Tipos de acné – Clasificación y características

El acné provocado por alteraciones hormonales

Generalmente las causas del acné se deben a alteraciones hormonales (embarazo, menstruación, pubertad, estrés, consumo de métodos anticonceptivos orales) que pueden llegar a afectar gravemente la salud de quien lo padece, o por otro lado leve o moderadamente según el tipo de acné y el manejo que se le dé. Sin embargo, existen otras situaciones que también originan esta enfermedad, como por ejemplo: el uso de algunos cosméticos y el uso de aceites, la sudoración excesiva, la exposición a distintos tipos de aceites, fármacos, rasgos familiares, y otros que veremos a detalle más adelante.

Para la eficacia del tratamiento es de vital importancia reconocer y especificar el tipo de acné que tiene el paciente, pues los síntomas y causas varían. De esta forma el proceso y la medicación actúan de manera acertada combatiéndolo de raíz y, alcanzando todos los puntos para limpiar las zonas afectadas que usualmente se hallan en el rostro, pecho y espalda.

te puede interesar:

tipos de acne

Teniendo esto en cuenta, a continuación conoceremos de forma más específica los tipos de acné que existen desde los más leves a los más graves y sus respectivas causas: 

  • Puntos blancos: Son protuberancias causadas por la acumulación de aceites o sebo en los poros que aparecen en la piel, y como están cubiertos por ésta, se tornan de color blanco.

Causas: Pueden aparecer en procesos de cambios hormonales, como la pubertad o el embarazo. También se producen cuando hay un exceso de exfoliación, la sequedad cuando es afeitada y no limpiar la cara con regularidad.

  • Puntos negros: Se crean cuando un folículo de la piel se tapa y se impulsa hacia la superficie cuando se produce sebo en exceso. Su color se debe a la exposición del aceite con el aire lo que causa una oxidación, y a veces también podría hacerlo ver color amarillo.

Causas: Las causas oscilan en la pubertad, la limpieza inadecuada, ya que las células muertas se acumulan en los poros, el uso cosmético de aceites o cremas hidratantes, la contaminación, la humedad y grasa en el entorno de trabajo.

  • Pápulas: Es una lesión cutánea que puede ubicarse en distintos lugares del cuerpo, y se evidencia con hinchazones menores de un centímetro de diámetro, cuya forma es similar a la de un cono y puede tornarse en color rosado o perlado. Son bastante sensibles al tacto, pero, a diferencia de otros tipos de acné, no expulsan pus por lo que no se debe oprimirlos, ya que esto generaría la irritación de la zona y agravaría el acné dejando cicatrices permanentes, además pueden sanarse por sí solas.

Causas: Se producen por la ruptura de la pared folicular, el incremento de células como la dermis o epidermis, el virus del molusco, dermatitis, varicela, tumores, verrugas y la pubertad.

  • Pústulas: Similares a la forma de las pápulas, son hinchazones pequeñas y redondas que se tornan de color rojo dejando ver en el centro un color amarillento o blanquecino debido a la presencia de pus. Aparecen en zonas como: espalda, cara, esternón, hombros, y lugares en los que se produce sudoración como las axilas y la ingle.

Causas: Puede deberse a la infección de la bacteria Bacillus Anthracis que actúa contra el tejido generando trastornos intestinales y problemas en los pulmones, desequilibrios hormonales, foliculitis o acné.

  • Nódulos y quistes: Esta es uno de los tipos más evidentes, graves, dolorosos y difíciles de tratar del acné. Se trata básicamente de una inflamación blanda que contiene pus, originada en el interior de la piel. Usualmente se ubican en el rostro, cuello y tronco.

Causas: La causa más común se debe a la pubertad, la obstrucción de los poros, el estrés, el cutis graso, determinados medicamentos nocivos, la entrada de bacterias debido a la herida originada por la  presión de la piel con el afán de desaparecer granos o espinillas.

  • Acné Conglobata: Es una forma grave y poco común en la que se presenta el acné que afecta más a los hombres en un rango de edad de 18 a 30 años. Es difícil de tratar, pues es bastante fuerte y resistente. Consiste en una inflamación progresiva compuesta de quistes, pápulas, pústulas, abscesos y nódulos, que puede estar acompañada de síntomas como: fiebre, anemia y anorexia. Es un proceso que puede deformar la piel generando un gran impacto a quien lo padece. Se sitúa en el rostro, pecho, cuello y espalda dejando secuelas.

Causas: Se desconoce a ciencia cierta las causas de esta enfermedad. Sin embargo, se han identificado ciertos factores que podrían desatarla, como: alteraciones de la testosterona (hormona masculina) y gases nocivos.

  • Acné Vulgar: Es una afección común entre personas que se encuentran en la etapa de la pubertad, y consta de la inflamación de las glándulas sebáceas que lleva consigo la presencia de nódulos, quistes, pápulas y pústulas.

Causas: Se le atribuye su origen a la pubertad, donde se presenta una alteración en las hormonas masculinas. Presentándose mayormente en hombres.

  • Rosácea o Acné rosácea: Derivado del acné vulgar, se manifiesta mediante la inflamación de los vasos sanguíneos en áreas como la nariz, la frente y las mejillas. Se presenta generalmente en mujeres de edades entre los 30 y 50 años.

Causas: Las causas reales son desconocidas, aunque se han estudiado factores que contribuyen al empeoramiento del estado, como: el clima, irritación de la piel mediante las sustancias de algunos productos cosméticos, herencia genética, exposición excesiva al sol, entre otras.

  • Acné Fulminante o Acné Maligno: Entre las formas más graves de acné se halla ésta, que consiste en una seria y agresiva lesión inflamatoria que entra en un proceso explosivo dejando profundos cráteres en rostro, cuello y espalda. Causa dolor e inflamación en las articulaciones, pérdida del apetito, fiebre y leucocitosis.

Causas: Se cree que es desencadenado por el acné conglobata y sus causas son similares adicionando el proceso de la pubertad.

Como vimos, las causas y formas en las que puede presentarse el acné cambian, y de esta forma las consecuencias, es por esto, que es clave a la hora de iniciar un tratamiento identificar cuál es el que padece la persona para proceder de manera adecuada.

Estos son algunos efectivos remedios que puedes tener en cuenta:

Acné Conglobata, unos de los tipos de acné más grave

Tipo de acné – Acné Conglobata

Este tipo de acné es uno de los más graves que pueden presentarse debido al tamaño de las lesiones y sus secuelas al originarse tan profundamente, además de los daños emocionales que puede generar en quien lo padece. Afecta mayormente a los hombres, ubicados en un rango de edad de 18 a 30 años. Las causas reales del acné conglobata se desconocen todavía, aunque se cree que es puede ser provocada por los cambios y alteraciones de la testosterona (hormona masculina) y un síndrome de trastorno genético llamado PAPA.

Las lesiones son inflamaciones graves, blandas al tacto y la formación de abscesos profundos en cara y espalda, supuración y fístulas que contienen líquido purulento. Pueden dejar grandes daños en la piel y comedones (puntos negros). Residen en el rostro, pecho y espalda.   El paciente puede experimentar dolores en las articulaciones.

te puede interesar:

Recomendaciones

conglobataDebes saber que el acné conglobata es muy difícil de tratar, puesto que supone una resistencia fuerte y persistente, y en ocasiones las mejorías son temporales. Al tratarse de un estado tan grave, debe ser tratado por un médico que puede suministrarte distintos tipos de fármacos por vía oral según tu situación, entre ellos encontramos un medicamento llamado isotretinoína, es derivado de la vitamina A y actúa como anti-inflamatorio, impidiendo la formación de células bacterianas que causan el acné conglobata, y provocando una disminución en la producción de sebo. Debes tener en cuenta que trae consigo efectos secundarios que podrías experimentar. He aquí algunas recomendaciones y posibles soluciones que puede darte tu médico y debes tener en cuenta:

  • Es importante iniciar un tratamiento apenas se identifiquen y así evitar su proliferación, pues el riesgo de infección al que te enfrentas es bastante alto, es por esto que apenas lo identifiques recurras a tu médico para obtener toda la información necesaria y así, proceder para tratar tu caso.
  • Además de la isotretinoína, podrían recetarte antibióticos como esteroides, eritromicina y tetraciclina. La eritromicina y tetraciclina son efectivas para el tratamiento de infecciones. Además contienen propiedades anti-inflamatorias y asimismo reducen el enrojecimiento en las zonas afectadas.
  • Un procedimiento mediante láser de dióxido de carbono también está dentro de las posibilidades de tratamiento del acné conglobata, esto lo que hace, es quemar la piel para la producción y la estimulación del colágeno. Es decir, un rejuvenecimiento cutáneo.
  • Entre las recomendaciones, como en casos similares de acné grave, está la limpieza adecuada de las áreas usando productos que no resulten agresivos para piel, libres de aceites, jabones suaves y lavar el rostro de una a dos veces por día, esto, para eliminar el sebo y las células muertas.
  • Debes evitar frotar y rascar la zona, esto sólo empeoraría más la lesión. Y mucho menos apretar o estrujar el acné.
  • La exposición al sol puede llegar a ser contraproducente, así que debes evitar hacerlo por mucho tiempo y aplicarte un protector que no obstruya tus poros.
  • El doctor puede eliminar y disminuir parcialmente las cicatrices si sigues todas sus instrucciones al pie de la letra, así como también puedes ayudar en el proceso con el consumo diario de 10 a 12 vasos de agua y una alimentación rica en frutas y verduras.
  • La miel y la canela por sus propiedades resultan ser de gran ayuda para que puedas contribuir también al tratamiento. Mezcla una cucharada de canela en polvo con tres cucharadas de miel hasta que se forme una pasta y ahora, aplícala sobre el acné, lo dejas actuar por 20 minutos y lo retiras con agua fría. Esto le dará una sensación de frescura a tu piel y hará una mejoría en las erupciones cutáneas.